Shirley Sandí.2 diciembre

Don Carlos Rojas es carnicero en un supermercado.

Don Carlos Rojas es carnicero y ya hizo número para estirar todo lo posible el aguinaldo. Foto: Graciela Solís
Don Carlos Rojas es carnicero y ya hizo número para estirar todo lo posible el aguinaldo. Foto: Graciela Solís

Este pulseador ya tiene distribuido el aguinaldo y, por cierto, le quedará muy repartido porque piensa hacer muchas cosas con la platica y estirarla cuanto se pueda.

Él, al igual que una gran parte de los ticos, piensa destinar un porcentaje de esa plata a pagar piquillos o a abonar en deudas más grandes.

“Solamente los pensionados de lujo pueden decir que van a ahorrar una parte del aguinaldo. En mi caso compraré comida para comenzar el año con la alacena llena. También compraré ropa y algunos regalos para la familia. Dejaré una reservita para cualquier eventualidad, porque la situación del país está bastante crítica, y una última parte la destinaré a pagar algunas deudas”, indicó este pulseador que trabaja en barrio Cuba.

“Me consta que la gente está esperando el aguinaldo para pagar cuotas atrasadas y abonar a deudas”, Carlos Rojas, carnicero.
Para mucha gente el aguinaldo se va tan rápido como lo depositan.
Para mucha gente el aguinaldo se va tan rápido como lo depositan.

El pensamiento de don Carlos se refleja en un estudio que dio a conocer la empresa encuestadora Unimer y que determinó que cuatro de cada 10 ticos pretenden usar el aguinaldo para librarse de una deuda o, por lo menos, hacerle abonos.

Nueva tendencia

Ana Lía Jiménez, directora general técnica de Unimer, nos contó que hace unos años hicieron un estudio similar y en aquella oportunidad no había una tendencia tan alta a pagar deudas, sino que la gente pensaba más en gastarlo comprando regalos o incluso en fiestas.

El estudio tomó en cuenta la entrada en vigencia del cobro del impuesto al valor agregrado (IVA) y lo que influyó esto en las entradas económicas de los ticos.

Tres de cada 10 personas entrevistadas coincidieron en que el IVA les ha golpeado el bolsillo y el 40% de los consultados piensa que aún no ha sentido el impacto de este impuesto, pero que ya casi les caerá encima (el estudio se realizó en setiembre).

Sacándole el jugo

Al ser consultados sobre cómo usarán el aguinaldo, una cuarta parte de los consultados dijo que no recibirá aguinaldo ya sea porque no tienen trabajo o porque la pulsean de manera independiente.

Juan Diego Mesén es uno de ellos. Este joven animador comenta que en su caso, ya está acostumbrado a no recibirlo porque ha trabajado por muchos años en lo propio y entonces lo que le queda es esperar que salga bastante trabajo en estos días para compensar y así poder guardar un poquito para la ruda cuesta de enero.

Las personas más platudillas fueron las que indicaron a Unimer que destinarán la plata del aguinaldo en la compra de regalos de Navidad.

Las personas de 35 a 54 años y las de nivel socioeconómico medio y alto son quienes más lo usarán para irse de vacaciones.

El estudio demostró que con la entrada en vigencia del IVA, las personas están más atentas a las promociones y andan viendo cómo estiran cada colón.

Cerca del 60% agradece a los comercios que están apuntados con promociones y descuentos.

En cuanto a los cambios que han realizado a la hora de comprar, un 55% de los consultados dijo que ahora busca los precios más bajos en varios locales.

Los consultados de 18 a 34 años dijeron estar visitando con mayor frecuencia los supermercados que venden las cosas más baratas, mientras que la gente con más platilla ha optado por ir menos a las tiendas de conveniencia.

A pagar

El aguinaldo se debe pagar antes de la fecha límite que es el 20 de diciembre y de un solo, nada que en partes.

Los patronos que incumplan se exponen al pago de multas. El Ministerio de Trabajo registró en 2018 más de 500 denuncias por esta razón.

Lupita Quintero, especialista en Derecho Laboral de Nassar Abogados, explicó que no hay excepciones.

“Cuando un patrono decide hacer caso omiso a la fecha estipulada en la ley para el pago del aguinaldo se expone a un proceso por el incumplimiento, ya que los trabajadores afectados pueden interponer una denuncia en Inspección de Trabajo del Ministerio de Trabajo para que se inicie una causa en contra del empleador”, dijo Quintero.

El estudio de Unimer Centroamérica se realizó a finales de setiembre por medio de un panel online. Se hizo a 200 costarricenses de 18 a 54 años, de todos los niveles socioeconómicos; residentes del GAM. Tiene un nivel de confianza del 95%.