Por: Shirley Sandí.   13 noviembre

La portada del informe Estado de la Nación 2019 resume en su imagen cómo está en país en este momento: frágil, y que lo que nos depara el futuro es de “pronóstico reservado”.

11/11/19 Fotos de la Rotonda de La Bandera. Foto de Jorge Castillo

“Trátelo con cuidado, el país atraviesa por una coyuntura crítica”, dice el estudio.

Destaca que la situación actual es muy ruda y que durante el 2018 y el 2019 se puso mucho más parada la cuesta de oportunidades que tienen los ciudadanos para lograr llevar una vida digna.

Una lista de hechos sumaron a que esto sucediera: los hogares ticos cada vez reciben menos platica para salir con sus gastos y a esto se agrega que cada vez hay menos trabajos y de menor calidad.

Otros aspectos que restaron para ponernos en esta situación fueron que los préstamos y el crecimiento económico van como el cangrejo, para atrás.

Acciones

El informe destaca que el Gobierno y la Asamblea Legislativa dieron respuestas que evitaron una crisis económica y abrieron un frágil y corto espacio de tiempo para corregir el rumbo del país.

Portada del Estado de la Nación 2019, la cual muestra lo frágil que está el país en este momento.

Sin embargo, explican que hay factores que ahorcan la estabilidad política que vivimos.

Los expertos concluyeron que hasta 1999 la sociedad costarricense estaba compuesta mayoritariamente por grupos que tenían una firme creencia de que la democracia era lo máximo; no obstante, en las dos primeras décadas del presente siglo, la gente se ha vuelto más escéptica (duda, desconfía) y empezó a mostrar actitudes contrarias a la democracia.

Esta conducta preocupa a los expertos, pues es como una bomba de tiempo que puede estallar en cualquier crisis.

El informe destaca que las medidas que tome el Gobierno en los meses que vienen alumbrarán el camino a recorrer en las próximas décadas, por lo que tiene una enorme responsabilidad junto con los partidos de oposición, los gremios y demás organizaciones de sacarnos con bien de este atolladero.