Shirley Sandi.14 julio, 2019

Robots no desplazarán al humano

Un reciente estudio de Manpower descarta que los robots dejen al humano sin trabajo.

FUENTE: “ESTUDIO SE BUSCAN PERSONAS: LOS ROBOTS LOS NECESITAN”, MANPOWER, 2019.    || J.C / Infografía / LA TEJA.

La tecnología 5G ya es una realidad en partes de Estados Unidos y Corea del Sur. En América Latina se espera que se popularice en el 2025.

Esta nueva generación de telefonía móvil no solamente consiste en un aumento por diez de la velocidad de internet móvil, sino que veremos carros conduciéndose solos, realidad virtual, ciudades inteligentes y muchos más robots y sensores haciendo diferentes tareas.

Se habla de la cuarta revolución industrial, un paso tan grande como el que dio la humanidad cuando descubrió la electricidad hace 200 años.

Todas estas nuevas actividades lógicamente generarán nuevas oportunidades laborales y desbancarán a otras. Gilles Maury, experto en Tecnología de Deloitte, estima que la cuarta revolución comenzará a implementarse de manera acelerada en unos 10 años.

50 años tomará la cuarta revolución en implementarse en su totalidad

Maury respondió las siguientes dudas sobre los trabajos del futuro.

Varias empresas se encuentran en una lucha abierta por ser pioneras en la implementación de redes 5G. Foto: AFP.
Varias empresas se encuentran en una lucha abierta por ser pioneras en la implementación de redes 5G. Foto: AFP.

–¿En cuáles sectores ya se está viendo un impacto en materia de empleo por los cambios tecnológicos?

En este momento existe una gran demanda de desarrolladores de software. Estas personas trabajan hoy en comercio electrónico (comprar por internet), desarrollo y uso de chatbot (robots capaces de simular una conversación con una persona y atender consultas), desarrollo de aplicaciones móviles, robotización de procesos repetitivos y analítica de datos (analizar matemáticamente datos de clientes o productos para que las empresas ganen más y gasten menos).

Pronto llegarán nuevos temas, como la telefonía móvil 5G, la blockchain, que es una tecnología para manejar transacciones de dinero sin necesidad de intermediarios; o las imprentas 3D, que permiten fabricar prototipos o piezas únicas rápidamente y a un costo bajo.

Es interesante ver que más allá de los puestos técnicos, muy relacionados con la informática, estas tecnologías también crean puestos no técnicos, como la comunicación con el cliente por internet, o de entrega de productos que se vendieron por comercio electrónico. Veremos en el futuro mucha necesidad de puestos de acompañamiento a las personas, trabajando con tecnología, ya sea en el sector del comercio (las tiendas físicas deberán convertirse en centros de experiencia o de entretenimiento), la educación, la salud o del cuido de personas mayores, por ejemplo.

¿Cuáles carreras técnicas u oficios recomiendan ejercer en el futuro?

Hoy en el país lo primero es hablar inglés. Gracias a internet uno puede sacarle provecho a la revolución digital para aprender gratis, para comprar a mejores costos y ser ciudadanos más informados. Pero la mayor parte del contenido está en inglés.

El comercio electrónico seguirá fuerte como tendencia.
El comercio electrónico seguirá fuerte como tendencia.

Después de eso, siempre aporta tener conocimientos informáticos. Ya sea dedicándose a la programación como actividad principal, o bien sacando una formación en Administración, Recursos Humanos, Finanzas o Ingeniería Industrial, pero siempre aprendiendo de las tecnologías digitales. Esta combinación de conocimientos será muy apetecida.

También hay otras carreras técnicas con mucho potencial, como la Ciberseguridad o la Biología.

Además, tendrán futuro los trabajos relacionados con la empatía (es decir ponerse en los zapatos de los demás), tales como vendedores, enfermeras, profesores, pero integrando la tecnología en sus trabajos. Por ejemplo, el nuevo vendedor debe de saber más que un cliente que llega a una tienda ya informado por lo que averiguó primero por internet. De la misma manera un odontólogo o un mecánico tendrán que trabajar usando tecnología para fabricar prótesis o analizar los datos de los vehículos.

¿Cuáles tendrán mayor demanda y cuáles definitivamente desaparecerán?

Los trabajos que pueden automatizarse están amenazados, no importa que sean manuales o intelectuales. Ya hay cada vez menos secretarias porque los ejecutivos cuentan con herramientas digitales para organizar su agenda, su comunicación y sus documentos. Así hay muchos otros tipos de trabajos en oficinas que podrán ser automatizados.

Los expertos aseguran que los robots no suplantarán al trabajador humano.
Los expertos aseguran que los robots no suplantarán al trabajador humano.

El sector comercial tradicional que no evoluciona se verá afectado. Es decir, una tienda que ofrece menos productos y más caros que otra tienda en internet perderá sus clientes. Por eso, los locales comerciales tienen que pensar en cómo atraer clientes, por ejemplo, que las tiendas de juguetes se transformen en espacios para jugar y probar, atrayendo familias.

También habrá oportunidades para muchas personas de usar el comercio electrónico para vender por internet. Existen plataformas para hacerlo que no son caras y son fáciles de usar.

No le tenga miedo a las tecnologías digitales. Este es un mundo de constante descubrimiento, prueba y error. Todos tenemos acceso a un sinfín de herramientas gratis o baratas por internet para ser mejores trabajadores o iniciar un negocio nuevo. La clave es ver estos cambios como oportunidades, y empezar desde ya a dedicarle tiempo para informarse e ir probando.

Robots no nos desplazarán

Un reciente estudio de la empresa Manpower reveló que los robots no sustituirán a los empleos humanos.

“Dichos dispositivos tecnológicos necesitarán siempre del apoyo humano para cumplir con los objetivos propuestos (creatividad, empatía, solución de problemas, servicio al cliente). Es aquí donde se presentarán más oportunidades de empleo para complementar la evolución de estas tecnologías”, aseguró Dahiana Arias, gerente de Manpower Costa Rica.

Según Manpower crecerán los puestos en servicio al cliente, ingeniería y gerencias, posiciones que requieren habilidades como comunicación avanzada, negociación, liderazgo, dirección y adaptabilidad. Por su parte, se reducirán los cargos administrativos y los de recursos humanos permanecerán igual.