Silvia Coto.16 mayo
Don Óscar Arias Sánchez, era comerciante, un hombre trabajador y muy querido en Heredia. Foto: Cortesía.
Don Óscar Arias Sánchez, era comerciante, un hombre trabajador y muy querido en Heredia. Foto: Cortesía.

La familia de don Óscar Arias Sánchez, de 63 años, vive una pesadilla por culpa del covid-19, el señor murió la mañana del viernes 14 de mayo, mientras que su esposa y dos de sus hijos están en el hospital por el virus.

La muerte de don Óscar creó confusión después de que se diera a conocer la noticia en una esquela en la televisión, pero este hombre que se llama igual que el dos veces presidente de la República, era un querido líder en su comunidad, en Heredia, un papá y abuelito muy trabajador, amoroso que se dedicó siempre a ayudar a los demás en silencio.

Los vecinos de don Óscar en el residencial Berta Eugenia en San Francisco de Heredia, inundaron el Facebook de mensajes lindos sobre su paso por esta vida, sus aportes y el gran cariño que dejó en quienes lo conocieron. Además le hicieron una oración en el parquecito de la comunidad que se transmitió por el Facebook: Residencial Berta Eugenia Ayer, hoy y siempre como muestra de apoyo para sus familiares.

Uno de los hijos de don Óscar, también llamado Óscar Arias, nos contó la dura situación que les ha tocado vivir en los últimos días. Al parecer, su hermano Luis, de 32 años, fue el primero en contraer el virus.

“Mi papá empezó con una migraña el pasado lunes 3 de mayo, le dio bastante fuerte, el sábado le medimos la oxigenación y la tenía muy baja, él era asmático y no había sido vacunado”, dijo el hijo.

Ese sábado fue durísimo para los Arias porque Luis también tenía una oxigenación muy baja.

“Llamamos para que viniera la ambulancia, fue duro, porque en una ambulancia salió mi papá de la casa y en la otra mi hermano”, relató.

A don Óscar lo llevaron al Ceaco y le pusieron oxígeno; sin embargo, el jueves 13 de mayo se puso muy malito y el viernes lo intubaron y por los factores de riesgo falleció.

Óscar tiene en su mente el recuerdo de cuando la ambulancia se llevó a su padre y él le hizo un gesto con la mano diciéndole adiós, y aunque pudieron hablar mientras estuvo internado, ya en los últimos días a su padre no le salía la voz.

Cuando del Ceaco llamaron a Óscar para avisarle de la muerte de su papá, fue un golpe directo al corazón, él tuvo que reconocer el cuerpo por medio de una tableta.

“Yo eso no se lo deseo a nadie”, dijo.

Don Óscar y doña Carmen tenían 45 años de casados, ella está internada en el Hospital de Heredia. Foto: Cortesía de la familia
Don Óscar y doña Carmen tenían 45 años de casados, ella está internada en el Hospital de Heredia. Foto: Cortesía de la familia

El cuerpo de don Óscar fue velado por ocho personas, apenas un ratito, y lo enterraron el viernes a las 5 de la tarde en el Camposanto La Piedad en Mercedes Sur de Heredia.

“Mi papá estaba pensionado, pero trabajaba como comerciante, en un carrito hacía rutas a pulperías con productos, vieras que duro porque en el carrito andaba papas, plátanos, achiote y velitas, le gustaba mucho mantenerse activo. Él siempre luchaba por sacarle una sonrisa a la gente, le gustaba hacer bromas, era nuestro pilar y una persona ejemplar para nosotros”, dijo.

El hombre era conocido en su comunidad porque fue uno de los fundadores, pero además porque le gustaba armar grupos sanos de mejengueros, a finales de año organizaban fiestas, eso sí, si alguna persona tenía una necesidad lo ayudaban antes de hacer la pachanga.

Este dadivoso don Óscar, hombre lleno de valores, era recordado porque durante muchos años tuvo una librería en Heredia y también un camioncito amarillo que todos lo reconocían al verlo pasar.

En la comunidad hay mucha tristeza y muestras de cariño para la familia, a todos les hubiera gustado poder darle el último adiós.

Sin embargo, para esta familia lo duro no acaba con la muerte de don Óscar, pues Luis está en la UCI del Hospital México intubado, le han hecho diálisis y traqueotomía, él está muy grave.

Pero además el otro pilar de la familia, doña Carmen Quirós, la esposa de don Óscar durante 46 años, está internada desde el martes pasado.

“Mi mamá se empezó a sentir mal, ella padece de la presión, la oxigenación le bajó, ella afortunadamente se encuentra fuera de peligro, pero los médicos están a la espera de que la oxigenación se le regule. Yo le tuve que decir a mi mamá lo de la muerte de mi papá, ella me pidió que por favor lo despidiéramos como él se merece, mi mamá ha sido muy valiente”, dijo Óscar.

Además, la hija menor de los Arias Quirós, quien tiene 21 años, está internada en el Hospital Psiquiátrico en Pavas.

“Yo le dije a Marcela que cuidado se me iba a enfermar y el jueves me dijo que se sentía mal y se la llevaron con taquicardia, ella está estable”, dijo el hermano.

Los únicos que no se enfermaron del virus son Óscar y su hermana Gabriela, pues ellos viven en la misma propiedad, pero en apartamentos separados y apenas su hermano Luis les dijo que estaba con covid-19 se aislaron.

Admiraba al tocayo

Don Óscar vacilaba porque se llamaba igual que el expresidente, era una persona a la que según su hijo le tenía admiración. Hasta tenían una foto que se tomaron juntos.

Con una linda oración los vecinos se despidieron de don Óscar un hombre muy querido en su comunidad. Foto: Facebook
Con una linda oración los vecinos se despidieron de don Óscar un hombre muy querido en su comunidad. Foto: Facebook

Según el Tribunal Supremo de Elecciones nueve personas se llaman Óscar Arias Sánchez, dos de ellas ya están fallecidas.

Óscar hijo hizo un llamado para que las personas vean que el virus es una realidad y que puede causar mucho dolor a las familias.

“Esto es una realidad, no es un invento del Gobierno, que no tengamos que vivirlo en carne propia para ver lo que duele, yo esto no se lo deseo a nadie, lo único que deseo es que la gente lo entienda y se proteja”.