Shirley Sandí.14 febrero
La investigación contra Epsy Campbell y Berny Venegas inició desde noviembre del año pasado. Foto tomada de Facebook.
La investigación contra Epsy Campbell y Berny Venegas inició desde noviembre del año pasado. Foto tomada de Facebook.

La Fiscalía General de la República abrió una investigación en contra de Epsy Campbell y su esposo, Berny Venegas, por los viajes que realizaron durante la gestión de la vicepresidenta como canciller.

Según informó la Fiscalía, ambos son sospechosos de un presunto delito de peculado (cuando un funcionario le da una fin distinto al dinero público).

El caso está en la etapa de recolección y análisis de pruebas. La investigación se abrió de oficio desde el 12 de noviembre del 2018.

Según información proporcionada por la oficina de prensa de la Cancillería, Venegas acompañó en cuatro viajes a su esposa y pagó sus viáticos, no obstante, varios diputados solicitaron las facturas de dichos pagos y estas nunca trascendieron.

Campbell anunció la renuncia a su puesto en el Ministerio de Relaciones Exteriores el 11 de diciembre, después de ser cuestionada por varios nombramientos de personas que no cumplían los requisitos.

Por medio de su oficina de prensa, la vicepresidenta indicó que no tiene conocimiento oficial acerca de la existencia de la investigación, por lo que no se referirá al tema.

Sin embargo, el presidente Carlos Alvarado aseguró este jueves por la mañana que Epsy ya se había presentado a la Fiscalía para hacer sus descargos sobre las investigaciones.

Entonces los encargados de prensa de Campbell aclararon que eso fue el año pasado, cuando entregó toda la documentación sobre los nombramientos.

“Es importante señalar que la Dirección Financiera del Ministerio de Relaciones Exteriores emitió desde el año anterior una certificación en la que deja claro que el Estado nunca ha erogado recursos a favor del señor Venegas”, indicaron los voceros de la funcionaria.

Por otra parte, la Fiscalía General informó que continúa en investigación el caso relacionado con los presuntos nombramientos irregulares de Campbell en la Cancillería.