Rocío Sandí.21 diciembre, 2020
El anuncio de la suspensión de las corridas golpeó a los ganaderos. Foto: Rafael Pacheco.
El anuncio de la suspensión de las corridas golpeó a los ganaderos. Foto: Rafael Pacheco.

La suspensión de las tradicionales corridas de toros de Zapote es solo uno de los muchos golpes que se han llevado los ganaderos este año debido a la pandemia.

Ya varios de estos empresarios tenían los cachudos listos para presentarlos en el redondel más famoso del país, pero este viernes vieron en los medios de comunicación que el evento se había suspendido por orden del Ministerio de Salud, debido a la saturación en los hospitales por el covid-19.

El ganadero Heriberto Abarca, hijo del dueño de la ganadería Tres Equis de Turrialba, contó que la situación económica se les ha complicado mucho este año y que las corridas de Zapote eran un respiro.

“La noticia nos cayó como un balde de agua fría, sabíamos que existía la posibilidad de que se suspendiera todo, pero teníamos la fe de que no fuera así, ahora solo queda aceptar la voluntad de Dios.

Los toreros improvisados también sufrieron con el anuncio. Foto: Grupo Nación.
Los toreros improvisados también sufrieron con el anuncio. Foto: Grupo Nación.

“Ya teníamos listos los 150 toros que iban para las corridas, a esos animales los preparamos durante todo el año, se estuvieron desparasitando, se les dieron sales especiales, buen pasto, se revisaron con veterinario y todo eso fue una inversión perdida”, expresó Heriberto.

Él dice que todo los animales que iban a presentar en Zapote fueron producidos por ellos mismos y que tienen entre dos años y medio y siete años.

“Nosotros vivimos de los toros, de los eventos a los que nos llaman y desde marzo pasado no participamos en ninguno por el asunto de la pandemia. La situación es dura, tuvimos que despedir personal y vender algunos animales, ahorita estamos seleccionando toros que ya están sazones (maduros), por decirlo así, para ir sacándolos de la finca y renovando, con la esperanza de que esto mejore pronto”, dijo.

Para la familia Abarca ha sido un año bastante duro. Foto: Cortesía
Para la familia Abarca ha sido un año bastante duro. Foto: Cortesía
Peligrosa decisión

Al consultarle si comparte el criterio de las autoridades de Salud, dijo que lo entiende, pero también expresó que nadie es adivino para saber lo que hubiera pasado.

Los Superamigos ya hasta tenían listos los trajes que iban a estrenar en Zapote. Foto: Rafael Pacheco.
Los Superamigos ya hasta tenían listos los trajes que iban a estrenar en Zapote. Foto: Rafael Pacheco.

“Existe la posibilidad de que se hubieran llevado a cabo las corridas sin que nadie resultara herido y así nos hubiéramos beneficiado todos, pero bueno, si por desgracia alguien hubiera tenido que ser llevado al hospital en condición grave y la cosa se hubiera complicado, todos nos hubiéramos sentido mal por eso”.

De regreso a la finca

El ganadero Chemi Jiménez también estaba invitado a Zapote y este sábado en la mañana volvió a llevar a la finca Santa María, en Santa Cruz de Guanacaste, a los toros que tenía aparte para llevar a las corridas.

“De las diez corridas, cuatro eran mías, había apartado hace un mes 80 animales entre los toros y las vaquillas que me pidieron, para chinearlos bastante, darles alimento y ponerlos bien guapos, pero bueno, ayer me llamaron de Repretel y de Teletica para decirme que no hay corridas”, relató.

Chemi dice que él también ha sentido en el bolsillo el golpazo de la pandemia y se ha tenido que amarrar la faja.

“Siempre he sido ordenado con la plata y eso me ha ayudado con todo eso, por dicha no he tenido que despedir a nadie, ni tampoco he tenido que vender animales, pero los viajes que hacía cada tres meses a Estados Unidos están suspendidos por el momento, y la idea de cambiar carro también.

Esta es la tercera vez que suspenden las corridas en los últimos 50 años. Foto: Grupo Nación.
Esta es la tercera vez que suspenden las corridas en los últimos 50 años. Foto: Grupo Nación.

“Las fiestas de Santa Cruz, los eventos de la zona y las corridas del verano toreado nos han hecho mucha falta, hemos dejado de percibir toda esa plata, Dios primero esto mejore pronto”, dijo el ganadero.

Primero la salud

La decisión de cancelar los toros este año la dio a conocer este viernes el Ministerio de Salud en conferencia de prensa.

“Estamos en una situación muy crítica, cada cama de la UCI (Unidades de Cuidados Intensivos) vale mucho”, dijo el ministro de Salud, Daniel Salas, al justificar la medida.

Aunque la institución ya había aprobado el protocolo para el espectáculo, el cual se había adaptado a las circunstancias, prohibiendo la asistencia de público, reduciendo el número de improvisados y aplicando medidas de higiene, Salas siempre dejó claro que todo estaba sujeto a la evolución de la pandemia y la situación actual con respecto a las camas disponibles es crítica.

Según el reporte más reciente dado por el Ministerio de Salud este viernes, 625 personas se encontraban hospitalizadas, 254 de ellas en cuidados intensivos, con un rango de edad de cero a los 92 años. Ya son 1.996 las personas que han perdido la vida a causa del covid-19: 754 mujeres y 1.242 hombres.