Shirley Sandí.15 marzo
Las copas menstruales ya no estarán dentro de la canasta básica. Foto archivo.
Las copas menstruales ya no estarán dentro de la canasta básica. Foto archivo.

El Ministerio de Hacienda anunció que sacará de la canasta básica las copas menstruales, luego de que La Teja advirtiera que este producto no contaba con los respectivos permisos de venta por parte del Ministerio de Salud.

"Cuando hicimos la valoración de los productos que la gente estaba usando, valoramos muchos productos de cuidado personal, como toallas, tampones; sin embargo, dentro del proceso y por un error quedó incorporado este producto de las copas menstruales.

“Hay una serie de productos nuevos que no estaban ahí y nunca debieron haber estado y es importante que nos aclaren este tipo de cosas, como que no tienen permisos de Salud. Incluso, en la primera lista que anunciamos nos faltaron los huevos y las papas que estaban en los incluidos y los excluidos, así que todos estos ejercicios son importantes”, aseguró Nogui Acosta, viceministro de Hacienda.

Para Acosta, las copas nunca debieron estar en la lista.

"El decreto que establece la nueva canasta básica rige un mes después de la publicación, así que tenemos un mes para hacer la corrección, de salir publicada con ese producto haríamos la corrección de manera inmediata", indicó el viceministro.

El Ministerio de Hacienda informó este jueves que incluyó a las copas menstruales dentro de la canasta básica, por lo que no pagarían el 13% del impuesto de ventas.

Pero este producto ni siquiera se puede vender en supermercados o farmacias porque no cuenta con los permisos de salud.

“Las copas menstruales son un dispositivo que al permanecer introducido dentro del cuerpo se clasifica como tipo 2, por lo tanto requiere una evaluación de su seguridad y eficacia, y para ello tendría que registrarse en el Ministerio de Salud. En la actualidad no contamos con ninguna copa menstrual que se encuentre registrada”, informó Jennifer Lee, jefe de la Unidad de Normalización y Control de la Dirección de Regulación de Productos de Interés Sanitario.

La Teja había dado a conocer en setiembre del año pasado que estos dispositivos para recoger la menstruación estaban de moda y que muchas jóvenes los compraban por Internet, no obstante, Salud indicó en aquella oportunidad que: “Se debe recordar a las usuarias que al ser un producto no estéril, que no es desechable sino reutilizable y que va a ser introducido al cuerpo por un tiempo determinado, no debería utilizarse, no deben usarse productos que no han sido autorizados por el Ministerio de Salud”.

Las copas menstruales tienen una vida útil de hasta 10 años, pues se lavan y se vuelven a usar, por eso las usuarias aseguran que son mucho más amigables con el medio ambiente que los tampones o las toallas sanitarias. Se pueden vaciar cada ocho horas y se recomienda hervirlas después de cada menstruación.

Ahora solo se consiguen por Internet. Las de calidad cuestan entre ¢12.000 y ¢16.000, pero en aplicaciones como Wish se pueden conseguir unas que cuentan ¢600.