Nacional

Histórica embarcada de Johnny Araya con el “casado de mil”

Rolando Araya, no quiso repetir el error de su hermano y se negó a contestar cuestionario de La Teja

Escuchar este artículo

El candidato presidencial del partido Costa Rica Justa, Rolando Araya, aceptó de buenas a primeras participar en una entrevista corta con La Teja sobre la realidad nacional; sin embargo, al escuchar la primera pregunta se echó para atrás.

La interrogante fue ¿cuándo cuesta una bolsa de arroz? Ni siquiera lo intentó, pelo los ojos y dijo “no voy a cometer el mismo error que mi hermano”.

Y es que en el 2013, en plena campaña electoral para las elecciones presidenciales del 2014, Johnny Araya, aspirante del partido Liberación Nacional, respondió a La Teja una entrevista con preguntas similares pero no le fue nada bien y sus respuestas fueron un golpe bajo a sus aspiraciones presidenciales.

Araya dijo en aquella oportunidad que una caja de leche de un litro costaba ¢200, que el kilo de arroz valía ¢350, el casado ¢1000, un desayuno en ¢600 y el pedacito de lotería en ¢250. No acertó ni uno solo, es que ni cerca anduvo.

También se le preguntó que cuánto había pagado en el último recibo de la luz y dijo que ¢85 mil, se consultó si era católico y dijo que sì, pero al preguntarle el nombre del sacerdote de su comunidad dijo que no lo sabía porque no iba a misa y al consultarle cuánto había pagado en el último mes de celular dijo que no sabía porque quien se encargaba de hacer ese pago era su secretaria.

Apenas se dio a conocer la entrevista empezaron los creativos con los memes.

Días después Johnny se refirió a sus respuestas como una pifia y dijo que otros candidatos entrevistados también habían fallado y no se les había juzgado con tanta dureza.

En esas elecciones quien tuvo mayor cantidad de votos fue el candidato del Partido Acción Ciudadana (PAC) Luis Guillermo Solís con 30.95%, Johnny Araya fue segundo con 29.59% de los votos, ambos fueron a segunda ronda.

Sorpresivamente antes de que se llevaran a cabo las votaciones para decidir cuál de los dos candidatos se sentaría en la silla presidencial, Araya renunció a la campaña. Pese a su decisión, siempre tuvo que llevarse a cabo segunda ronda por un mero trámite para coronar a Luis Guillermo Solís como presidente de la República.

Al anunciar que se retiraba de la contienda el político dijo que actuaba “con firmeza de ánimo” y dijo no tener turbulencias internas pese al momento político delicado.

“He vuelto a recorrer los caminos de la patria, he percibido el sentimiento de los costarricenses, he oído sus razones, he prestado atención a sus juicios, he consultado sondeos que miden las corrientes profundas de la opinión pública y he comprobado la existencia de una voluntad por el relevo del partido en la gestión del gobierno”, dijo el liberacionista en aquella ocasión.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.