Nacional

Hospital de Heredia se moderniza para atender a pacientes con cáncer de mama

El hospital de Heredia cuenta ahora con una moderna sonda valorada en ¢25 millones

Escuchar este artículo

Las pacientes con cáncer de mama que atiende el hospital San Vicente de Paúl se verán beneficiadas con la adquisición de una nueva y moderna sonda.

Este aparato les permitirá a las mujeres tener una cirugía personalizada; es decir, una intervención quirúrgica acorde con las características del tumor y de acuerdo a la invasión que tenga la enfermedad en el cuerpo.

El equipo se compró gracias al apoyo de la Fundación Mujeres en Rosa y la municipalidad de Heredia; su valor fue de ¢25 millones.

El cáncer de mamá es el de mayor incidencia para las mujeres a nivel mundial. En Costa Rica es una de las principales causas de mortalidad en la población femenina. Heredia se caracteriza por tener una alta mortalidad debido a esta enfermedad.

Con la sonda se pueden examinar los ganglios centinela, que son aquellos a los que primero afecta un tumor. El proceso de biopsia de este ganglio permite determinar si el cáncer se ha diseminado fuera del tumor principal hacia el sistema linfático y otros órganos. En caso de que haya ganglios afectados, estos se extraen y se analizan con precisión, evitando así una mayor diseminación de las células cancerígenas.

El hospital herediano cuenta con el apoyo del San Juan de Dios para realizar el marcaje de los gaglios a las pacientes. El procedimiento consiste en la administración de un radiofármaco que permite visualizar el ganglio centinela.

La localización del ganglio centinela se hace con la ayuda de un puntero radiactivo y la adquisición de las imágenes la realiza un profesional en Imagenología o un técnico en Medicina Nuclear, así lo explica la oncóloga Amy Mora Brenes.

–¿Que beneficios tiene el procedimiento del gánglio centinela?

Se evita tener que realizar una operación en toda la axila y disminuye las posibilidades de que el área en la que se hace el procedimiento se hinche debido a la acumulación de líquido linfático.

Otro beneficio para las pacientes es que no van a tener limitación de la movilidad del brazo, ni dolor posoperatorio, con esta técnica no es necesario extraer todos los ganglios, únicamente uno, dos o tres.

La imagenóloga Luisa Salazar Ugalde, encargada de protección radiológica, explica que el proceso del marcaje del ganglio centinela se realiza a aquellas pacientes que, previo a una mamografía, ultrasonido o detección palpable, han sido diagnosticadas con un tumor o lesión que tiene ciertas características, son analizadas por un grupo de especialistas en la sesión clínica de manera individual.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.