Franklin Arroyo.8 agosto

Seis perros que están dando en adopción en Tres Ríos tendrán serias dificultades para encontrar un hogar. La razón es que son negros y aunque a usted le parezca increíble, esos peluditos son discriminados por los humanos.

Así lo indican varios rescatistas por separado, que aseguran que el “racismo” del hombre hacia los animales existe.

Si lo quiere comprobar, haga la prueba. Vaya a un albergue donde tengan perros en adopción y se dará cuenta que nadie pregunta por los negros y los administradores les dirán que son los últimos en irse. Muchas veces, no se van nunca

Marielos Mora, una rescatista de Tres Ríos, se dio cuenta de un caso donde un hombre debe mucho de alquiler y lo podrían desalojar de la casa que habita, donde vive con trece perros.

Este es uno de los perros que está en adopción en Tres Ríos. Los demás son igualitos. Foto: Marielos Mora.
Este es uno de los perros que está en adopción en Tres Ríos. Los demás son igualitos. Foto: Marielos Mora.

El señor, que los quiere bastante, ya no puede cuidarlos y está dispuesto a dar nueve en adopción porque él puede cargar con cuatro. De los nueve restantes, seis son negros, tres son negros con café y dos son mechuditos y más claros. Esos dos, dice Marielos, no tendrán dificultad en conseguir casa.

Ella ya publicó en su “Feis” fotos de los perritos y ya le han preguntado por algunos.

“Por los negros nadie ha preguntado porque a la mayoría de la gente no le gusta los perros de ese color. Siempre son los que más cuesta que adopten”, dijo.

“La gente tiene disposición a adoptar, pero le falta darse cuenta que es un acto de amor. Uno debe adoptar al que más necesite ser adoptado y no el más bonito”, contó.

Marcela Castro, quien trabaja en Territorios de Zaguates y tuvo en algún momento a cargo la parte de adopciones, dijo que la gente es racista con los peluditos negros.

Reconoció, eso sí, que las personas tienen derecho a escoger el perro con el que van a vivir, pero muchas veces llegan con una lista de características que no cumplen los perros en adopción.

Una camada de perros negros puede quedar completa, sin hogar. Foto: Cortesía Mary Garita.
Una camada de perros negros puede quedar completa, sin hogar. Foto: Cortesía Mary Garita.

“A nadie le gusta que le digan ‘no la quiero’ porque su nariz es muy grande o porque tiene las piernas muy gordas. Sin embargo, somos como zaguates, una mezcla de todo, entonces, como pretendemos encontrar un perro perfecto si nosotros no lo somos”, dijo Marcela.

Buenas fotos

Castro le aconsejó a la gente que quiere regalar un peludito tomarle fotos bien bonitas porque aseguró que muchas veces la belleza del animalito está escondida y tras de eso le toman fotos poco favorables y cuesta un mundo encontrarles hogar.

“Algunos perros, de feria, son bien zaguatones, es decir, no se le ve la mezcla con algún perro de raza por ningún lado y tienen pocas posibilidades. Cuando alguno negro tiene los ojitos azules, o por allí se le ve la mezcla de husky o labrador tiene algún chance”, aseguró.

Ambas dijeron que si el perro es negro, grande y zaguatón es más complicado buscarle un hogar.

Los finos sí

El racismo se refleja cuando son finos como un rottwailer o labradores negros.

“Esos sí los quieren porque son de raza”, dijo Mora.

Los otros que son discriminados son los viejitos y los discapacitados.

Mary Garita, otra rescatista, dijo que cuando tenía camadas de perros negros duraba montones en colocarlos y se ha tenido que quedar con algunos.

“Hay un mito extraño de que dan mala suerte, que no son bonitos o que cuando están grandes la piel del perro negro se llena de hongos y eso es mentira. Son despreciados”.

Incluso, dijo que muchos rescatistas tampoco se quedan con los perros negros, prefieren darlos a asociaciones o albergues porque saben que les costará encontrarles casa.

Si usted quiere luchar contra el racismo animal y adoptar unos de los perritos de Tres Ríos puede contactar a Marielos al 8870-5358, eso sí, los peluditos no se los dan a cualquier persona.

“Hay una visita previa a la casa para comprobar las condiciones. También puede ser gente que ponga casa cuna”, dijo.

Borona, una perrita sorda (collar celeste) y negra encontró una casa donde había un perrito igual a ella. Está feliz. Foto: Cortesía Marielos Mora.
Borona, una perrita sorda (collar celeste) y negra encontró una casa donde había un perrito igual a ella. Está feliz. Foto: Cortesía Marielos Mora.
La sicóloga Marielos Mora (no es la rescatista) explica que ese rechazo de las personas a lo negro se explica en la teoría del color. El negro es el color que incita a la muerte, a algo malo, a la oscuridad, es una cuestión cultural peyorativa. Lo oscuro es siniestro, malo y hay un rechazo”, explicó. Dijo que en lo personal le encanta el negro y tiene un perro negro combinado con blanco. “Para mi el negro es elegancia e inteligencia".