Shirley Sandí.15 mayo
Laura Urbina es una de las beneficiadas. Acá repasando materia con uno de los profesores. Escuelita HSJD. Foto: Cortesía
Laura Urbina es una de las beneficiadas. Acá repasando materia con uno de los profesores. Escuelita HSJD. Foto: Cortesía

Laura Urbina tiene 23 años y padece fibrosis quística de páncreas, lo que la ha obligado a internarse en el hospital a cada rato y por períodos muy largos. A veces uno o dos meses.

Como ha enfrentado esta situación desde que está chiquitica, Laura ha perdido cuatro años de estudios, uno de escuela y tres de colegio.

Para que otros jóvenes con enfermedades que los obligan a estar internados mucho tiempo no pierdan clases, el Ministerio de Educación y la Caja del Seguro Social inauguraron este miércoles el servicio de secundaria para adolescentes hospitalizados en el Hospital San Juan de Dios.

Para que trabajen con ellos se nombró a cinco profes que asumirán la atención de los estudiantes y se habilitó un aula donde darán clases.

Se trata de profesores de Español, Matemáticas, Ciencias, Estudios Sociales e Inglés.

Hasta ahora, ese servicio solo se daba en el Centro de Apoyo en Pedagogía Hospitalaria, que funciona en el Hospital Nacional de Niños. Allí se atiende entre 500 y 850 alumnos por mes.

“El servicio de pedagogía hospitalaria es de alta importancia para el Ministerio de Educación porque le permite a los estudiantes hospitalizados seguir con sus estudios y, a la vez, se convierte en una motivación dentro del proceso de recuperación, hemos visto que a muchos pacientes se les levanta el ánimo al tener contacto con sus docentes, con otros estudiantes y con los procesos de aprendizaje”, dijo Giselle Cruz, viceministra Académica.

“Un problema de salud nunca debe ser una limitante para que los jóvenes se mantengan en el sistema educativo y sigan creciendo académica e intelectualmente.

"Este es un programa que ha dado excelentes resultados en el Hospital Nacional de Niños y hoy nos llena de esperanza y satisfacción que podamos iniciar una experiencia similar en el hospital San Juan de Dios”, dijo Román Macaya, presidente de la Caja.