Bella Flor Calderón.13 noviembre, 2018
La línea será parte de los servicios de la Clínica de Adolescentes. Foto: Eyleen Vargas.
La línea será parte de los servicios de la Clínica de Adolescentes. Foto: Eyleen Vargas.

Las dudas y consultas que tengan las adolescentes embarazadas serán más fáciles de resolver gracias a una línea telefónica que habilitará el hospital San Juan de Dios en coordinación con el Patronato Nacional de la Infancia (PANI).

La línea 800-226-26-26 estará disponible dentro del salón de internamiento de madres adolescentes del hospital donde brindarán un espacio seguro para las pacientes que reciben atención en este centro médico.

El proyecto será parte de los servicios que da el personal de la Clínica de Adolescentes para promover la utilización de la línea Adolescente Madre.

Ellas podrán llamar de lunes a viernes (y feriados) de 7 a. m. a 10 p. m., es gratuita, confidencial y atendida por profesionales en sicología según explicó Miriam Gutiérrez, trabajadora social del PANI.

Por su parte, Viviana López, otra trabajadora social, explicó que uno de los principales objetivos de abordaje de las adolescentes embarazadas es que esta situación no irrumpa sus vidas de forma negativa y se mantengan estudiando.

Lolita Mercedes Saborío, enfermera obstetra del San Juan de Dios y miembro del equipo de especialistas del hospital que atiende a esta población explicó que este centro médico tiene un salón de internamiento con seis camas, especial para adolescentes embarazadas.

Solo en el 2017, el HSJD internó a 612 jóvenes entre 13 y 19 años con diagnósticos asociados al embarazo.

Además de la atención en salud, a ellas se les brindan charlas sobre diversos temas, como cuidados post parto y del bebé, también se les habla sobre sus derechos y deberes, de ahí la importancia de que las jóvenes tengan la información de la línea gratuita accesible.

Un servicio similar también se brinda a las madres adolescentes en la clínica Ricardo Moreno Cañas y en los hospitales Nacional de las Mujeres y Max Peralta de Cartago.