Nacional

La Campana de la Independencia ¡Es Monumento Nacional!

Parece una notica recién salida del horno, pero la verdad es que fue declarada Monumento Nacional hace 61 años

EscucharEscuchar

Si usted se da una vueltica por Cartago y pasa por las muy conocidas ruinas, podrá ver a la entrada una campana guindada sin ninguna explicación de nada y hasta se nota abandonada, lo cierto del caso es que esa es la Campana de la Independencia y desde 1962 fue declarada Monumento Nacional.

La Campana de la Independencia que está colgada en las Ruinas de Cartago, fue declarada Monumento Nacional desde 1962

Hablamos con don Mario Chacón Moya, un cartaginés de la pura cepa, de esos que son superorgullosos de ser cédula 3.

Él fue quien comenzó hace un mes una investigación para confirmar algunos comentarios e historias que había escuchado sobre la Campana de la Independencia.

Don Mario se consumió sobre un montón de documentos históricos, hasta que llegó a unos en la Asamblea Legislativa, en los cuales está muy claro que la Campana de la Independencia tiene una declaratoria de Monumento Nacional desde hace 61 años.

“Hay un grupo en Facebook que se llama ‘Cartago, su historia ayer y hoy’, tenemos como 38 mil miembros y fue por iniciativa del grupo que comencé la investigación. Hace como 22 días logré dar con el documento en la Asamblea Legislativa.

La Campana de la Independencia que está colgada en las Ruinas de Cartago, fue declarada Monumento Nacional desde 1962

“Según ese documento oficial de nuestro país, el 14 de setiembre de 1962 la Asamblea Legislativa de Costa Rica, en sesión solemne celebrada en la Municipalidad de Cartago, aprobó en tercer debate la declaratoria, que fue firmada aquí mismo (en Cartago) por el presidente de la República en ese momento, Francisco José Orlich Bolmarcich (fue presidente entre el 8 de mayo 1962 y el 8 de mayo de 1966)”, explica don Mario.

La declaratoria se llevó a cabo en el gimnasio del Colegio San Luis Gonzaga, el 14 de setiembre de 1962, durante una sesión solemne de los diputados.

Una vez aprobado hubo un desfile desde ese centro educativo hasta el Palacio Municipal, donde Orlich estaba esperando para firmar el decreto, algo que hizo ese mismo día.

Tras la firma del presidente, se convirtió en ley de la República, mediante el decreto número 3028, publicado en La Gaceta el día 15 de setiembre de 1962.

Uno de los párrafos del texto que los diputados sometieron a consideración de la Asamblea Legislativa dice textualmente: “Ha sido norma y tradición fielmente observada en Cartago, reunir a los estudiantes de los colegios y escuelas de la ciudad, como a las autoridades civiles, militares y eclesiásticas, frente a las puertas de las llamadas Ruinas de la Parroquia, en donde cuelga impávida y desafiante ante el paso del tiempo y los embates de la naturaleza, la Campana de la Independencia, la misma vieja y gloriosa campana que con sus alegres tañidos (sonidos) hizo saber a los costarricenses, en 1821, que eran dueños de sus propios destinos”.

La Campana de la Independencia que está colgada en las Ruinas de Cartago, fue declarada Monumento Nacional desde 1962

A don Mario le duele mucho que la Campana de la Independencia sea tratada como un simple adorno de las Ruinas de Cartago, tanto así que hace pocas semanas, cuando pintaron negro el portón también pintaron la campana, olvidándose por completo que un monumento nacional no se puede tocar sin un estudio y aprobación previa del Centro de Patrimonio del Ministerio de Cultura.

“Deben regresarla a como dé lugar a su estado original, deben buscar la forma de quitarle la pintura negra, porque la historia no se puede tapar con pintura”, asegura don Mario.

No sabían

“Imagínese que al encontrar ese documento consulté con la gente del Centro de Patrimonio del Ministerio de Cultura y ni siquiera ellos tenían idea de esa declaratoria de Monumento Nacional”, advierte Chacón.

“Como las ruinas sí son patrimonio, la campana al estar colgada en las ruinas es considerada como patrimonio histórico mueble. La Campana de la Independencia está en las ruinas como un accesorio. Está ahí y punto, se acabó. Después de 61 años se desconocía su real valor histórico como Monumento Nacional. Se olvidó de la memoria nacional.

“La Campana de la Independencia está al mismo nivel del Monumento Nacional que está en el Parque Nacional de San José. Debemos hacer hasta lo imposible porque a esa campana se le dé todo el verdadero valor que tiene.

La Campana de la Independencia que está colgada en las Ruinas de Cartago, fue declarada Monumento Nacional desde 1962

“A pesar de haber sido declarada Monumento Nacional hace seis décadas, esta categoría fue olvidada por nuestros representantes, educadores e historiadores, llevando a generaciones posteriores a verla simplemente como un adorno en ‘las Ruinas’, un bien mueble según el Centro de Patrimonio Histórico, incluso siendo pintada como si fuese una verja u objeto común, desmereciendo su verdadero valor como Monumento Nacional de la República de Costa Rica”, dice con dolor don Mario.

Para los cartagineses ahora hay preguntas que ni la municipalidad brumosa ni el Centro de Patrimonio responden: ¿Qué hará la Municipalidad de Cartago con la Campana de la Independencia, considerando que es un Monumento Nacional?, ¿Qué hará con la pintura y cómo la devolverá a su condición anterior?

Además, ¿qué hará para proteger como corresponde a un monumento de esta naturaleza? Y ¿qué hará el Centro de Patrimonio, ahora que se sabe que la Campana no es un objeto accesorio de ‘las Ruinas’?

La Campana de la Independencia que está colgada en las Ruinas de Cartago, fue declarada Monumento Nacional desde 1962

La Teja le consultó a Mario Redondo, alcalde de Cartago, sobre el tema y esto fue lo que nos respondió: “Nosotros en la municipalidad lo que hemos venido haciendo es embelleciendo todo lo que es el patrimonio histórico cultural con una inversión en la Ruinas, la calzada y su entorno”.

El Centro de Patrimonio hasta el momento no nos han dado respuesta.

Eduardo Vega

Eduardo Vega

Periodista desde 1994. Bachiller en Análisis de Sistemas de la Universidad Federada y egresado del posgrado en Comunicación de la UCR. Periodista del Año de La Teja en el 2017. Cubrió la Copa del Mundo Sub-20 de la FIFA en el 2001 en Argentina; la Copa del Mundo Mayor de la FIFA del 2010 en Sudáfrica; Copa de Oro en el 2007.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.