.22 septiembre

Yendry es una joven limonense que alza su voz de preocupación.

Asegura que mientras las autoridades de Salud nos piden quedarnos en la casa si tenemos contacto con alguna persona sospechosa de covid, a ella --que ha estado en contacto con dos-- no le han girado orden sanitaria.

Ambos padres de Yendry fueron al hospital Tony Facio a hacerse la prueba y esperan los resultados. Foto: CCSS.
Ambos padres de Yendry fueron al hospital Tony Facio a hacerse la prueba y esperan los resultados. Foto: CCSS.

“Fui al hospital con mi papá (Gerardo) el viernes, luego de cuatro días de que estaba con fiebre, para que le hicieran la prueba y él pidió la orden sanitaria para él y para mí. Le dijeron que no podían darme una orden de aislamiento porque yo no había presentado síntomas”, afirma Yendry.

Comprende lo dicho en cuanto a que ella no ha tenido síntomas, pero desde el miércoles de la semana pasada es quien ha estado a cargo de sus padres, que han tenido fiebre, dolor de cuerpo, cansancio, náuseas y dolor de cabeza.

Por su sentido de responsabilidad, ella llamó al trabajo e informó lo que pasa.

“Con razón hay tantos casos en el país, si a todos les están diciendo lo mismo. Uno no puede faltar al trabajo, pero no tiene una orden de aislamiento que lo respalde, ¿qué hace?, pues seguir trabajando y exponiendo a los compañeros”, dijo.

Doña Sandra está a la espera de los resultados de su prueba covid-19, sin embargo tiene dolor de cuerpo, de cabeza y náuseas. Foto: Cortesía.
Doña Sandra está a la espera de los resultados de su prueba covid-19, sin embargo tiene dolor de cuerpo, de cabeza y náuseas. Foto: Cortesía.

“Mi papá fue el primero en manifestar síntomas de gripe, pensamos inicialmente, desde el lunes de la semana pasada. El miércoles ya tenía calentura y dolor de cuerpo, pero no quería ir al hospital pese a que él es un hombre de 72 años y diabético. Mi mamá (Sandra) me llamó ese día para pedirme que atendiera a mi papá porque ella tenía que ir a trabajar y desde entonces he estado en contacto con ambos”, recordó la joven.

Tres con síntomas

El viernes su mamá se empezó a sentir mal en el trabajo y se fue para la casa, pero ella no tuvo inconvenientes en ir al hospital a hacerse la prueba.

Aún ninguno de sus padres ha sido diagnosticado como positivo. Están a la espera de los resultados que --les dijeron-- están tardando ocho días en estar listos. Mientras tanto les mandaron paracetamol, ibuprofeno y un jarabe.

Según informó el ministerio de Salud, la orden sanitaria solo se les da a los contactos de casos confirmados.

“Cuando se trata de un caso sospechoso, que se encuentra en investigación, en un primer momento la orden sanitaria se realiza únicamente al caso sospechoso”, dijeron mediante un correo.

Desde el viernes informaron al ministerio de Salud para que les giren la orden a los habitantes de la casa, pero haste este martes al mediodía no la tenían.

Mientras tanto, ni Yendry ni su esposo --que trabajan en la misma empresa-- pueden ir a trabajar. Les dieron un permiso sin goce de salario y ahora la preocupación de Yendry es con qué se mantendrán.

Su hermano mayor ya empezó a mostrar síntomas y ella mandó al menor (de 11 años) a su casa para tratar de que no se contagie.

9 fallecidos y 774 casos activos tiene el cantón central de LImón