Nacional

Limonense se manda sabroso y hace patí de camarón

Platillo tiene como locos a quienes lo han probado

escuchar audio Escuchar este artículo

La cocina limonense es una de las principales características de la cultura afrocaribeña. ¿Quién no ha probado un rice and beans con pollo, un patí o un rondón?

Eso lo tenía claro Vernon Gardner cuando decidió abrir su restaurante D’ Patty House, por eso buscó la forma de diferenciarse de la competencia y se mandó al agua con una deliciosa creación que –bien podemos decir– pasó del mar al horno.

Así nació el patí de camarón, que lleva la misma pasta del tradicional patí de carne molida, pero este va relleno con camarones preparados en una salsa picante y con bastantes olores para dar el toque final.

“Hace aproximadamente año y medio abrimos el restaurante y cuando estábamos planeando el proyecto dijimos ‘aquí todo mundo vende patí, ¿qué podemos hacer diferente para despertar la expectativa de las personas?’ y me saltó la idea”, explicó el emprendedor limonense que por 25 años trabajó como barbero en el local ubicado a un costado del antiguo Black Star Line.

La receta pegó y todo el mundo quedó como loco..

“Vendo unos sesenta patís de camarón diariamente, pero ya estoy pensando hacer cien al día porque la demanda es mucha”, dijo Gardner.

“La masa lleva un poquito del sabor de la misma salsa del camarón y hasta el momento nadie me pregunta si tiene chile, solo que quieren probarlo y luego me escriben por las redes sociales que les gustó mucho”, explicó.

Eso sí, como el camarón es más “cariñoso”, el patí nuevo sale en ¢1.300, mientras que el tradicional cuesta ¢800.

“La gente comprende y no se ha quejado por el precio, igualmente lo llevan”, comentó Vernon.

Y como en los negocios quien se queda en el mismo sitio se lo lleva la corriente, como al camarón, Vernon ha seguido innovando.

En el campo del dulce también ha aumentado las creaciones con la apple tart (tarta de manzana) y ya se alista para incluir esta semana el guava tart (tarta de guayaba). Por supuesto no pueden faltar los tradicionales plantain tart (plantintá) y el pineapple tart (tarta de piña).

Y para los amantes de la pizza ya está pensando en una opción para complacerlos con mucho queso y buena carne con el patí pizzero.

Gardner sabe que la situación laboral en Limón está mal y quiere aportar su granito de arena abriendo una fábrica de patís para generar fuentes de empleo.

Así que ya sabe, si se da una vuelta por Limón, no deje pasar la oportunidad de pasar a D’ Patty House y probar este delicioso manjar o los tradicionales platillos caribeños. Se ubica al costado oeste de la bomba Danny Hayling en el centro de Limón.

El horario es de lunes a sábado de 8 a.m. a 6:30 p.m. y domingos de 11 a.m. a 5 p.m.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.