Shirley Sandi.28 octubre

Los hombres consideran que manejan mejor que las mujeres, pero los expertos aseguran que están muy equivocados.

Un reciente estudio de la empresa Unimer, realizado a través de su panel online, determinó que cada conductor se considera un galleta al volante, pero piensa que los demás no lo hacen tan bien.

"Mujer al volante, peligro constante", los expertos dicen que esta frase no es cierta. Fotos: Mayela López

Un 52% de los entrevistados consideran que son muy “buenos conductores”, principalmente los hombres. No obstante, al consultarles sobre cómo manejan los otros, un 53% opina que los demás lo hacen “regular”.

Pero en realidad, ¿son mejores choferes los hombres que las mujeres?

Numeritos

Según una investigación de la doctora Yerely Carmona, llamada “Evaluación de la carga por mortalidad en accidentes de tránsito en Costa Rica de 1990 a 2016”, con la cual obtuvo el grado de licenciatura en Medicina y Cirugía en la Universidad Hispanoamericana, los hombres son los que más mueren en carretera.

Carmona se basó en los datos del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INEC) y en la base de datos sobre Costa Rica del Instituto de Métrica y Evaluación en Salud de la Universidad del Estado de Washington, Estados Unidos.

FUENTE: UNIMER CENTROAMÉRICA, CONSIDERANDO LA OPINIÓN DE 200 COSTARRICENSES DE 18 A 54 AÑOS, DE TODOS LOS NIVELES SOCIOECONÓMICOS, RESIDENTES DEL GAM. NIVEL DE CONFIANZA 95%.    || w. s. / LA teja.

En 27 años han muerto 13.710 hombres y 2.746 mujeres mientras iban tras un volante, es decir, por cada cinco hombres que perdieron la vida, falleció una mujer.

Y el Consejo de Seguridad Vial (Cosevi) lo confirma.

Roy Rojas, director de proyectos del Cosevi, asegura que esa percepción, de que los hombres son mejores choferes, responde a la doble moral del costarricense.

“Nosotros hicimos una encuesta de percepción el año pasado y fue exactamente lo mismo, la mayoría de conductores dicen que ellos son una maravilla, pero a los demás les sacan una lista de errores y más a las mujeres.

“Esa es una representación del machismo, porque el índice de accidentes en la mujer es mucho menor. En motos hay un crecimiento en la cantidad de conductoras, pero los accidentes de mujeres en moto es muy baja, igualmente en carros. Hay evidencia científica que demuestra que la mujer es mejor conductora que un varón.

“Es un tema que tiene que ver con la construcción de la masculinidad, con comportamientos socioculturales, más allá de la habilidad”, indicó Rojas, quien destacó que el 80% de las personas que se matriculan en los cursos para manejo de motos son mujeres.

“La mujer se concentra más, es más responsable y tiene mayor apego a la vida”, Roy Rojas, director Consejo de Seguridad Vial.
Estresados

Otro de los resultados del estudio de Unimer determina que la mitad de los choferes considera que conducir en Costa Rica es un reto y, además, les genera estrés.

Rojas coincide con esto, más sabiendo que Costa Rica es el cuarto país en el mundo con mayor cantidad de carros por habitantes (por cada mil habitantes hay 460 vehículos), solo nos supera España, Uruguay y Argentina.

Agregó que el carro sigue siendo un símbolo de estatus aunque estrese y haga “comer presa”. Paralelamente, sigue cayendo el uso del bus y sube el de las motos.

Las presas en Tiquicia son pan de todos los días. Foto: Irene Vizcaíno
Las presas en Tiquicia son pan de todos los días. Foto: Irene Vizcaíno

“Esa sensación de estar en fila en una presa, el efecto pelotón, produce estrés. No moverse y estar metido en un carro, genera un comportamiento entre hostilidad y violencia y la respuesta son adelantamientos indebidos, quitarle el campo al otro o choquecitos por temas de espacio. Es una guerra por el espacio”, indicó Rojas, quien destacó que esa hostilidad es parte de la situación que cada persona lleva adentro, pues la violencia familiar se demuestra en la calle.

Peligroso

Finalmente, el uso del celular es considerado por los encuestados como una de las principales causas de accidentes, Rojas indicó que es muy cierto.

El experto sostuvo que el celular es una de las principales causas de distracción al conducir y que los estudios demuestran que, después de tres minutos haciendo ambas cosas, “ya usted no maneja”, solo está hablando por teléfono, pues la concentración en carretera se perdió.

“Esa acción es equivalente a andar conduciendo con 0.8 gramos de alcohol en la sangre y eso ya es penado, es un estado de alteración del sistema nervioso central importante. Y el manos libres tampoco tiene efectos sobre esto, porque usted sigue distraído por la llamada. Tenemos una epidemia tecnológica que es paradójica, porque acercamos la comunicación, pero en la movilidad aumenta la exposición al riesgo y a accidentes con víctimas. Si usted va a 60 kilómetros por hora y hablando por teléfono o mandando mensajes, pueden pasar hasta 50 metros sin que observe nada de lo que ocurre al frente, esto es serio”, advirtió Rojas.