Nacional

Marca de ropa deportiva en el país hace sus prendas con tela de plástico reciclado

Magali Cubillos, una colombiana que vive en Costa Rica, dice que su ropa sirve para hacer ejercicio y para muchas actividades cotidianas

Magali Cubillos creó una marca de ropa deportiva llamada Ainan y, lo que la diferencia de las demás, es que la mayoría de telas que usa están hechas con plástico reciclado.

O sea, muchas de las prendas que la empresaria vende ayudaron a limpiar calles y océanos de botellas plásticas que tanto contaminan.

La comerciante es colombiana y, aunque diseña y vende la ropa aquí en Costa Rica, es en su país natal donde compra las telas y fabrica las prendas, con la ayuda de varios colaboradores.

“Compro la mayoría de mis telas en empresas como Protela y Lafayette y ellas certifican que son hechas con plástico reciclado, eso es de mucha importancia para mí, porque siempre he buscado colaborar con el medio ambiente.

“Para hacer una licra larga, por ejemplo, se necesitan siete botellas plásticas, para hacer una corta se usan tres botellas, eso va a depender del tamaño de las prendas”, explicó.

Al nivel del Barcelona

Lo que hace la colombiana está al nivel de un equipo de fútbol como el Barcelona, que usa un proceso similar para hacer los uniformes que está utilizando esta temporada.

“Nike y el FC Barcelona se unen en la lucha por un mundo más sostenible y también este detalle ha sido clave para realizar la camiseta. Se ha fabricado con poliéster 100% reciclado, que se ha obtenido a través de botellas de plástico fundidas para dar con un hilo muy fino que permite tener un tejido que da un mejor rendimiento en la práctica deportiva, dejando menos huella medioambiental en el planeta”, dice una nota del diario español Sport del pasado 15 de junio.

En agosto del 2018, el Real Madrid había presentado como tercer uniforme una camiseta hecha “a partir de un compuesto plástico reciclado procedente del fondo de los océanos”.

Cuidan todo

Las empresas proveedoras de las telas de Ainan, además de usar hilos hechos con material reciclado, también son muy cuidadosas a la hora de usar recursos para llevar a cabo los procesos. El tema de ahorro de agua es fundamental y cuidan hasta el más mínimo detalle en cuanto a las emisiones de gases.

La creadora de la marca también rinde las telas y los demás elementos que usa porque lo último que quiere es generar contaminación, hasta los retazos que le sobran los aprovecha, porque se los da a fabricantes de colas para el pelo.

Marca nueva

Magali está prácticamente estrenado el proyecto. Ella empezó en el mundo de la moda deportiva hace unos seis años y ya había creado una marca, pero la vendió. Ahora está de lleno con esta que salió al mercado a finales de octubre pasado.

“Esta marca es más fresca y es muy versátil, porque las prendas son tan cómodas que las mujeres pueden usarlas tanto para hacer ejercicio, yoga o cualquier otra actividad física, como para salir a hacer mandados, ir a desayunar después de salir del gimnasio o hasta para estar en la casa.

“La mayoría de telas que uso son ecoamigables y eso es un valor agregado, porque al usarlas sabes que estás ayudando al planeta. Antes estas telas las hacían con petróleo y otros componentes, pero ahora hay empresas responsables que buscan sostenibilidad y por eso las hacen de plástico”.

Magali participa constantemente en ferias de moda en Colombia y allá es donde descubrió esa tendencia amigable con el ambiente y le encantó.

“Hasta el momento, 40 de cada 100 prendas de mi marca son de plástico, ya en enero vamos a empezar a traer ropa para hombre y la idea es que en ese momento ya sea el 50% de la marca la que sea a base de plástico. Hay algunas telas que usamos que son a base de algodón y otras fibras, pero la idea es poco a poco ir usando plástico reutilizado para todo”, contó la empresaria.

La colombiana dice que, pese a que sus productos son de material reutilizado, la calidad es muy buena, no se estiran ni se destiñen con facilidad.

Segundo hogar

La comerciante tiene 19 años de vivir en Costa Rica y dice que aquí ha encontrado muchos amigos, a los que quiere demasiado.

“Las personas aquí son muy leales, siempre me han apoyado en mis proyectos y por eso decidí quedarme, me encanta el ‘pura vida’”, contó.

Sobre el nombre de la marca, “Ainan”, la dueña contó que significa ‘corazón’ en una lengua indígena de Putumayo, en Colombia.

“Siempre me han encantado los corazones y en una feria estuve conversando con unos indígenas, les pregunté cómo se decía corazón en su lengua y me encantó”.

Magali hace un llamado a las personas para que todos los días, con pequeñas acciones, cuiden el medioambiente, ya que la contaminación y el daño que se le ha hecho al planeta es muy grande.

“Si todos colaboramos es mejor, en nuestros proyectos debemos siempre pensar es dejar la menor huella de contaminación posible, en mi caso tengo cuidado hasta a la hora de escoger las bolsas en las que entrego las prendas, son de maíz y no contaminan, más bien se convierten en abono”, expresó.

Si usted quiere ver los productos de Ainan o hacer algún pedido puede visitar el Instagram de la marca https://www.instagram.com/ainanwear/

“Es ropa muy cómoda, deportiva o casual, que sirve para ejercitarse, pero también para hacer otras actividades”.

—  Magali Cubillos, empresaria
Rocío Sandí

Rocío Sandí

Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana; Periodista de la Universidad Internacional de las Américas, con experiencia en Sucesos, Judiciales y Nacionales. Antes trabajó en La Nación y ADN Radio.