Bryan Castillo.2 marzo
Morales cree que el error fue firmar un decreto débil. Foto: Jorge Castillo
Morales cree que el error fue firmar un decreto débil. Foto: Jorge Castillo

El ministro de la Presidencia, Víctor Morales, aseguró que la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD) nunca tuvo acceso a información sensible de los costarricenses.

Morales, quien tuvo que presentarse este lunes ante los diputados, reconoció que el decreto publicado el 17 de febrero en el diario oficial La Gaceta fue débil y que no era lo bastante claro.

“Mis primeras palabras son para ratificarle a los costarricenses que el espíritu del Gobierno está orientado al cumplimiento del interés público y cerrar las brechas que arrastramos como nación. Para el Gobierno las libertades individuales, la información privada y la vida íntima de las personas son sagradas e inviolables como lo ha sido en esta democracia del bicentenario”, dijo.

“Esta unidad nunca tuvo acceso a información de tarjetas de crédito, salarios, cuentas bancarias, antecedentes judiciales o médicos, tampoco se tuvo información de carácter fiscal o bancario ni de redes sociales. Tampoco realizó ni se tuvo equipos para hacer escuchas telefónicas, ni de mensajería instantánea, ni cámaras. Todo esto se ha dado en medio de exageraciones, especulaciones, sospechas y mentiras”, añadió.

“El ministro habló de una torpeza, pero será la Fiscalía la que diga si fue torpeza o delito”, Roberto Thompson, diputado.

Morales también agradeció la participación de la Fiscalía en este tema ya que, según él, una investigación ayudará a aclarar los verdaderos alcances de la UPAD.

“Debo reconocer la torpeza al publicar un decreto que, debido a sus imprecisiones, desató un clima de inseguridad. No se ha pretendido ningún tipo de aprovechamiento, ni dañar o persona o grupo alguno, todo se ha hecho orientado al interés público”, detalló.

De acuerdo con Morales, la UPAD funcionó solamente del 17 de febrero al 18 del mismo mes, cuando el presidente Carlos Alvarado derogó el decreto que la formó; sin embargo, se conoce que antes de conformarse ya había un grupo que analizó datos de instituciones públicas desde Casa Presidencial.

Pero el ministro insistió en que nunca se analizó información confidencial de los costarricenses.

Tras extenderse por casi 40 minutos, los diputados iniciaron una serie de preguntas.

Preocupante

Uno de los más directos fue el legislador de Liberación Nacional Roberto Thompson, quien se mostró preocupado porque uno de los integrantes de la UPAD nunca dio un informe a Presidencia sobre los datos que analizó antes de que se formara la unidad.

“Cuestionamos al ministro, porque siendo el jerarca no tenía toda la información sobre cómo operaba la unidad. Ciertamente parecía que en la Presidencia y en el ministerio no había controles acerca de la unidad, tanto así que el ministro no conocía de ningún protocolo para la protección de esos datos sensibles que se pudieron haber manejado desde ahí”, detalló Thompson.

El congresista no quiso adelantar criterio, aunque sí dijo estar inquieto por las personas que laboraban en esa unidad, pues no sabe cuál fue el alcance que tuvieron con el manejo de la información a la que tuvieron acceso.

“Ahora será trabajo de la Fiscalía determinar si hubo alguna falta”, expresó.

Este martes los diputados votarán para censurar o no a Morales. Aunque esto no tiene ningún efecto, para Thompson es una llamada de atención hacia el presidente Carlos Alvarado para que siente responsabilidades.