Franklin Arroyo.10 marzo

El ministro de Salud, Daniel Salas, se mostró despreocupado por el movimiento antivacunas que ha tomado formalidad en Costa Rica desde hace aproximadamente cuatro años.

Según Salas, la buena cobertura de salud y el excelente esquema de inmunizaciones mantiene el proyecto lejos de unir de forma masiva a costarricenses al movimiento.

Los antivacunas tomaron relevancia desde el 21 de febrero cuando una familia de franceses (papá, mamá y un niño de cinco años) trajo el sarampión a nuestro país. Ellos ingresaron a Costa Rica el 18 de febrero.

El sistema de vigilancia de la salud de nuestro país dio muestras de eficiencia con los franceses. Foto: Albert Marín
El sistema de vigilancia de la salud de nuestro país dio muestras de eficiencia con los franceses. Foto: Albert Marín

Según Daniel Salas, nunca se manifestó que los franceses fueran antivacunas pero sí explicó que el niño no estaba vacunado, pero los papás sí.

“No hubo forma de comprobarlo, se dijo que eran antivacunas porque en Europa resurgió el sarampión porque hay gente que se ha negado a que se vacunen”, explicó.

En Costa Rica, los antivacunas se agrupan en la Asociación de Profesionales en Salud Natural, no tienen sede y se reúnen en diferentes sitios.

Sin embargo, dijo desconocer cuántos son o cómo surge el movimiento. Tampoco se extrañó que exista.

“Tenemos que tener claro que existen en todo el mundo”.

24 millones de dólares es el presupuesto anual que invierte el Estado en vacunas

Según el doctor naturista Augusto Vega, quien está inscrito en el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica y es un miembro activo, son cerca de 400 personas agrupadas que tienen como objetivo convertirse en el primer país del mundo que legalice la medicina natural bajo un régimen profesionalizado.

Agregó que utilizan redes sociales y el Whtasapp como medio para capturar seguidores.

“Algunas profesionales nos ven como vagos y charlatanes y queremos revertir eso, golpear la mesa y lograr que nos vean diferente. La medicina natural no va a desplazar a la medicina química”, explicó.

Dijo que el grupo comparte criterios y que están haciendo las gestiones con el presidente de la República, Carlos Alvarado, para que se pueda hacer el Colegio Profesional de Salud Natural.

Vigilantes de primera

Don Daniel Salas dijo que la experiencia con los franceses dejó claro que el sistema de vigilancia en Costa Rica es de primer nivel y pudieron reaccionar y minimizar el impacto.

“Es importante mencionar que cumplir con el esquema de inmunizaciones no es cumplir una obligación solamente, es una protección que se le da al país por el efecto rebaño, es decir, el bloque de personas vacunadas sirven de barrera para que los virus no circulen entre las personas no vacunadas”.

Daniel Salas cree en la cultura y educación tica para hacer caso omiso del movimiento antivacunaFoto: Rafael Pacheco
Daniel Salas cree en la cultura y educación tica para hacer caso omiso del movimiento antivacunaFoto: Rafael Pacheco

Sin embargo, dijo que conforme crecen los niños, los padres se despreocupan de las vacunas y la cobertura baja en los refuerzos del año y medio (cuando corresponde) o en la etapa escolar.

Costa Rica tiene un sistema de vigilancia de primer nivel. Se lograron tomar las medidas en el caso de los franceses", Daniel Salas, ministro de Salud.

Dijo que las vacunas tienen efectos secundarios, pero suelen ser leves y en contados casos.

“Las personas antivacunas no tiene una sola base científica que indique que las enfermedades que ellos dicen que producen las vacunas son por efecto de la vacuna”.

Augusto Vega dijo que las enfermedades siempre existirán, con vacunas o sin ellas, y que lo importante es generar un cambio de cultura en la educación.

“Lo de los franceses se da porque no vacunarse también representa un riesgo, como vacunarse podría tener efectos secundarios. Pero si las personas hacen ejercicio, comen bien y llevan una vida sana disminuyen el riesgo”, explicó.

Papiloma

La última vacuna que será incluida en el esquema de inmunización es contra el papiloma humano y el doctor Salas espera que en un período de 10 años se puedan notar los efectos.

“La edad de diez años es porque un porcentaje de nuestras jóvenes empiezan a tener relaciones a los trece años, es una medida de protección porque entre más compañeros sexuales tengan en la vida, aumenta el riesgo de cáncer de cérvix. Recordemos que pese a que no somos un país de primer mundo, tenemos un esquema de vacunación de primer nivel”, dijo.

Por eso, según Salas, se han eliminado las infecciones de enfermedades como sarampión, paperas, hepatitis B o la viruela, erradicada desde 1980 en el mundo.

Esquema nacional de vacunas
1. Tuberculosis (al nacer)
2. Hepatitis b, al nacer, a los dos meses y a los seis meses.
3. Rotavirus a los dos meses y cuatro meses.
4. Difteria y tétanos a los dos meses, cuatro meses, seis meses, quince meses y cuatro a siete años
5. Influenza tipo b a los dos meses, cuatro meses, seis meses, quince meses.
6. Poliomelitis a los dos meses, cuatro meses, seis meses, quince meses y cuatro a siete años
7. Neumococo a los dos meses, cuatro meses y quince meses
8. Influenza estacional de seis meses en adelante, anual para grupos en riesgo
9. Sarampión, rubeola y paperas a los quince meses y en ingreso a la escuela
10. Varicela a los quince meses