Karen Fernández, AFP .14 marzo

Un profesor de Biella, Turín, Italia, cuya edad no se dio a conocer, murió este domingo luego de que le pusieran la vacuna contra el covid-19.

La vacuna de Astra/Zeneca ha estado en el ojo del huracán esta semana. Foto: Tiziana Fabi / AFP
La vacuna de Astra/Zeneca ha estado en el ojo del huracán esta semana. Foto: Tiziana Fabi / AFP

Esta situación encendió las alertas en las autoridades de salud de algunos países europeos mientras se realizan las investigaciones para determinar si la muerte tiene relación o no con la dosis.

Aunque inicialmente en la región de Piamonte (noreste de Italia) decidieron suspender los pinchazos con la vacuna de Astra/Zeneca, horas después optaron por reanudarla, pero sacando las que correspondieran al lote (ABV5811) que le aplicaron al educador.

Donde sí mantienen la suspensión es en Holanda, hasta el 28 de marzo, debido a los posibles efectos secundarios reportados en Dinamarca y Noruega (formación de coágulos).

“La cuestión crucial es saber si se trata de quejas tras la vacunación o a causa de la vacunación. No debería haber ninguna duda sobre las vacunas”, declaró el ministro de Salud holandés, Hugo de Jonge.

Bulgaria y Tailandia también pusieron la vacunación en pausa.

En Tiquicia

El ministerio de Salud tico anunció que se espera la llegada de la vacuna de AstraZeneca y la universidad de Oxford a partir de mayo.

Las autoridades de Salud nacionales también dieron a conocer que de las 241.724 dosis aplicadas de la vacuna de Pfizer, tan solo 0,67% han presentado algún tipo de evento supuestamente atribuible a la vacunación, la mayoría de ellos en mujeres y personas entre 30 y 39 años.

El Centro Nacional de Farmacovigilancia notificó que además de dolor de cabeza o en el brazo, se dieron tres alertas, una inflamación del corazón, una inflamación de las venas y un caso de síndrome de Guillain Barré.