Karen Fernández.13 agosto

El personal de salud de nuestro país está en la primera línea de batalla contra el covid-19, pero con el aumento de casos, la lucha se hace más intensa y lamentablemente perdemos soldados.

Dr. Eduardo Arias Ayala, siquiatra del San Juan de Dios fallecido por Covid. Foto Cortesía
Dr. Eduardo Arias Ayala, siquiatra del San Juan de Dios fallecido por Covid. Foto Cortesía

El más reciente fue el médico siquiatra Eduardo Arias Ayala, de 53 años, quien murió este jueves en la madrugada en la unidad de cuidados intensivos del Hospital México, donde estaba desde hace varios días.

El doctor trabajaba en el hospital San Juan de Dios y es el segundo funcionario de ese centro médico que muere víctima del virus en los últimos cinco días, luego del fallecimiento de Kimberly Ballestero el pasado domingo 9 de agosto.

La joven de 36 años era trabajadora de servicios generales en el hospital centenario.

Antes de ellos, solo se registraba la muerte del médico ginecólogo Reinaldo Albernás, quien falleció el 20 de abril en horas de la mañana, mes y medio después de la llegada la pandemia a nuestro país, el 6 de marzo anterior.

El doctor Albernás laboraba en el hospital San Rafael de Alajuela, donde comenzó la lucha en nuestro país con los primeros casos.

Católico comprometido

El obispo de Limón, monseñor Javier Román, compartió sus condolencias por la muerte del doctor Arias, al que describió como un apasionado médico y padre de familia, amante de la vida y un católico comprometido con las causas nobles.

“Mi abrazo y mi oración a Dios por la paz de su esposa e hijos, así como la de los familiares de todos los que han muerto a causa del covid-19. El amor de Dios y su infinita misericordia los acojan y que brille para ellos la luz perpetua”, dijo el obispo.

El sacerdote aseguró que recordará al doctor con cariño por su trabajo y alegría en las parroquias María Reina y Loreto en Pavas, cuando él era párroco en ellas.

El doctor Arias estaba casado con la jefa del departamento de Pediatría del Hospital Nacional de Niños, la doctora Lydiana Ávila, con quien tenía dos hijos.

Pésame de la Caja

La pérdida fue confirmada por la gerencia médica de la institución, quienes enviaron su pésame a la familia y a sus compañeros en el San Juan.

“El doctor Arias fue un gran ser humano, esposo, padre, profesional del más alto nivel; un siquiatra que atendió siempre con amor a sus pacientes, y si bien su muerte nos causa un inmenso dolor y tristeza su memoria estará siempre viva como un recordatorio de la gran labor que hace la Caja por la salud de los costarricenses en medio de esta intensa pandemia por covid-19” dijo el doctor Mario Ruiz, gerente médico de la Caja.

El payaso Puchito oró por el personal del San Juan de Dios este jueves. Foto: Cortesía
El payaso Puchito oró por el personal del San Juan de Dios este jueves. Foto: Cortesía

La doctora Ileana Balmaceda, directora general del centenario centro médico, dijo que Arias siempre se caracterizó por ayudar, por su lealtad y compromiso con el paciente.

Falta protección

El secretario general del Sindicato Nacional de Enfermería (SINAE), Lenín Hernández, levantó la voz por el personal de salud, a quienes considera que la institución no les ha brindado el equipo de protección adecuado para atender la emergencia.

“El personal de salud está en riesgo, no solo es el tema del desabastecimiento del equipo de protección personal, sino que los funcionarios que damos la atención directa a los usuarios merecemos y necesitamos un mejor equipo de seguridad como son las mascarillas N95 que sí protegen un 95% cuando tratamos a un paciente sintomático respiratorio”, explicó Hernández.

Agregó que lo más alarmante es descubrir que en el último mes han sumado más de mil funcionarios positivos por covid-19, (996 al 7 de agosto) más los funcionarios que han sido incapacitados por sospecha de contacto directo (casi 9 mil al 10 de agosto).

Dependiendo del área donde se desempeñe el personal, así es el equipo que se le otorga para trabajar. Foto: Cortesía
Dependiendo del área donde se desempeñe el personal, así es el equipo que se le otorga para trabajar. Foto: Cortesía

“Evidentemente ante esta situación los sistemas de salud van a colapsar por no tener el personal calificado para la atención oportuna, eficiente de calidad a los pacientes y el deterioro en la atención de otras enfermedades”, añadió el sindicalista.

Hernández asegura que solo se le entrega una mascarilla quirúrgica por turno a los trabajadores y que no se toma en cuenta que en las provincias de Guanacaste, Puntarenas y Limón las mascarilla se humedecen más rápido por el calor y se pierde todo efecto de protección.

Al respecto, el presidente ejecutivo de la Caja, Román Macaya, ha asegurado en distintas ocasiones que se le está entregando el material de protección a los funcionarios conforme van adquiriéndolo, pero que en algunas ocasiones por la alta demanda mundial, es difícil disponer de todo lo que se necesita.