Rocío Sandí.18 octubre

Muchas mujeres han dejado de hacerse las mamografías debido a la pandemia, ya que prefieren evitar ir a los centros de salud.

La Caja Costarricense de Seguro Social informó que entre enero y octubre de este año se llevaron a cabo 74.627 de esos exámenes, un 30% menos de los efectuados el año pasado, lo que quiere decir que 30 de cada 100 mujeres que normalmente se hacen la prueba, han dejado de hacerlo.

Después de los 40 años es importante hacerse una mamografía anual. Foto: Graciela Solís.
Después de los 40 años es importante hacerse una mamografía anual. Foto: Graciela Solís.

El doctor Jeancarlo Rodríguez, oncólogo del hospital Calderón Guardia, dice que según lo que ha visto en sus consultas las mujeres que más han faltado a las citas son las que ya están diagnosticadas con cáncer de mama.

"Las mujeres a las que se les detectó algún bulto sospechoso de cáncer y fueron referidas a este hospital sí están viniendo en su mayoría, pero las que ya tienen un control con nosotros son las que se han ausentado.

“Más que la pandemia, en estos últimos días nos hemos dado cuenta que las manifestaciones causan aún más ausentismo en las citas medicas, ya que las pacientes no se la juegan a venir de lugares lejanos por temor a quedar pegadas en algún bloqueo”, dijo el especialista.

El médico dice que el Calderón Guardia es el único hospital en que hacen las operaciones de pacientes con cáncer de seno ambulatorias, ya que de esta manera no hay tanta saturación de camas.

Vencer el miedo

Muchas mujeres se niegan a hacerse el autoexamen de mamas mensualmente o a practicarse mamografías por temor a ser diagnosticadas con cáncer, lo que las pone en un peligro aún mayor.

El mes de octubre es dedicado a la prevención del cáncer de mama. Foto: Grupo Nación.
El mes de octubre es dedicado a la prevención del cáncer de mama. Foto: Grupo Nación.

"En Costa Rica tenemos de los mejores números de sobreviviencia de este tipo de cáncer a nivel mundial. De cada cien mujeres noventa y seis siguen vivas cinco años después de ser diagnosticadas y eso es una muy buena señal.

“Lamentablemente aún no hay vacuna lo que quiere decir que no hay manera de prevenirlo, pero entre más temprano sea detectado, más efectivo y menos invasivo será el tratamiento”, aseguró el médico.

El oncólogo dice que aunque hay que felicitar a las mujeres que año con año visitan a su médico para hacerse una mamografía, es de suma importancia atraer a los sistemas de salud a aquellas que nunca en su vida se han examinado.

“Es importante que quienes tienen un buen control médico convenzan a sus amigas, hermanas, primas, tías, de revisarse ellas también en caso de que no acostumbren hacerlo porque así se evita que el cáncer se desarrolle y avance silenciosamente”, expresó.

El oncólogo Jeancarlo Rodríguez recomienda es que las mujeres empiecen a hacerse mamografías anuales cuando cumplen los 40 años, siempre y cuando en su familia no haya antecedentes de allegadas que tuvieran cáncer de mama a edades tempranas, ya que en ese caso deben empezar entre los 30 y los 35 años.