Mauro Fernández.8 diciembre

Diciembre es un mes especial, el orden de las cosas, el estado establecido, la rutina diaria, el engranaje social y la forma en que enfrentamos la vida cambia de manera radical. La vida tiene otra velocidad y las acciones toman un nuevo rumbo, el deleite, la fiesta y el convivio familiar dibujan una sonrisa en los rostros, como señal de que la época más bonita del año se ha hecho presente.

Si es muy olvidadizo o tiene tanto en la cabeza en estos días, mejor programe una alarma para no olvidad tomarse la pastilla. Foto: Archivo
Si es muy olvidadizo o tiene tanto en la cabeza en estos días, mejor programe una alarma para no olvidad tomarse la pastilla. Foto: Archivo

Los estudios mencionan que en este estado de jolgorio vivencial es frecuente que florezcan los olvidos que van desde aquellos poco trascendentes, hasta los que pueden tener fuertes repercusiones en la vida, tal es el caso de la anticoncepción.

Así, se sabe que es muy frecuente que las parejas olviden la toma diaria de la pastilla anticonceptiva.

Son muchas las razones para tal despiste. A veces la mujer acostumbrada a tomar la píldora a determinada hora sea con el desayuno, al llegar al trabajo, con el almuerzo por ejemplo, con los cambios de horarios que ocurren en Navidad, donde nos despertamos, comemos y nos acostamos a horas diferentes, la pastilla es relegada del marco de la conciencia, al punto que es común que pasen días y hasta dos o tres semanas sin tomarla.

Otras veces al pasar unos días en la playa, en la montaña, en el extranjero o en casa de padres o familiares olvida llevar la pastilla, y es además común que el olvido pase inadvertido, de tal forma que se tienen relaciones, sin protección, exponiéndose al riesgo del embarazo.

Algunas mujeres toman de manera adecuada el anticonceptivo, sin embargo, debido al fuerte consumo de licor que se acostumbra en estas fechas, se producen episodios de diarrea o de vómito que sí suceden en las siguientes dos horas después de ingerida la pastilla, buena parte o todo el componente activo del anticonceptivo es vomitado, perdiendo su acción.

En estos días navideños echemos mano de la tecnología, programemos la alarma del celular para recordar la toma diaria, si se va de paseo, empaquemos de primero el paquete de pastillas, si hay episodios de vómito o diarrea u olvidos es mejor utilizar el condón para evitar sorpresas.