Karen Fernández.13 noviembre
Cinthya Arley y sus cuatro hijos quienes han nacido en Pérez Zeledón, pese a ser de Buenos Aires de Puntarenas por falta de una maternidad en su cantón. Foto: Cortesía
Cinthya Arley y sus cuatro hijos quienes han nacido en Pérez Zeledón, pese a ser de Buenos Aires de Puntarenas por falta de una maternidad en su cantón. Foto: Cortesía

Desde hace cinco años nacen menos porteños y no es por falta de amor en la Perla del Pacífico.

Las mujeres de Buenos Aires de Puntarenas deben ir a tener a sus bebés al hospital Escalante Pradilla, en Pérez Zeledón, generando que todos esos niños queden registrados como josefinos, aunque una vez que les den la salida, regresen al cantón puntarenense.

El motivo es porque, pese a que en el Área de Salud de Buenos Aires hay sala de Maternidad, no hay especialistas en anestesia.

Cinthya Arley es ejemplo de esta problemática.

Ella es mamá de cuatro hijos “josefinos” pese a que son vecinos de Santa Cruz de Buenos Aires, una comunidad ubicada muy cerca de la clínica de la localidad y a una hora (61 kilómetros) en carro del hospital de Pérez.

“Cuando tuve los primeros dos (ahora de 11 y 14 años) me trasladaron en ambulancia con seis centímetros de dilatación (de los diez necesarios para que nazca el bebé), para cuando tuve a Jean Carlo (7 años) ya estaba funcionando la maternidad, pero igual me mandaron para allá y ahora con la bebita (1 año), ya la habían cerrado y hasta me tocó estar tres días incomodando donde una tía que vive en Pérez y dejar a mis otros tres hijos con un familiar en la casa porque se me dificultó tenerla”, explicó Cinthya.

Agregó que la última vez tuvo que ir tres días seguidos de siete de la mañana a dos de la madrugada, pero la mandaron para la casa porque no avanzaba de los 2,5 centímetros de dilatación.

Fue hasta el cuarto día, a las tres de la madrugada, que la internaron y la bebé nació el lunes a las 10 a. m..

"Si estuviera en Buenos Aires podía ir y devolverme a mi casa tranquila a esperar que realmente la bebé naciera, me habría ahorrado el estrés de no saber cómo estaban mis otros hijos y la incomodidad de estar tantas horas esperando en el hospital y regresando de madrugada a la casa de mi tía”, agregó la mamita puntarenense.

Esa situación, además de ser incómoda para las madres, afecta los recursos que se destinan para la atención médica de la población, pues las estadísticas registran que donde hay más nacimientos es en Pérez Zeledón y por lo tanto debe girarse más dinero a ese centro médico y no a Buenos Aires, donde serán atendidos por cualquier emergencia o cita de control.

“La población ha sido invisibilizada por la Caja por muchos años y somos el segundo cantón con mayor cantidad de habitantes de la región Brunca y todos los demás cantones cuentan con hospital y maternidad y nosotros no", José Rojas, alcalde de Buenos Aires.

"Contamos con una de las empresas más grandes de la zona con más de tres mil empleados (Pindeco) que le aporta grandes cantidades de cuotas obrero patronales a la Caja y deberíamos tener un hospital”, aseguró José Rojas, alcalde de Buenos Aires.

Tras la denuncia del Sindicato Nacional de Enfermería (Sinae), la Caja indicó que reforzará con un especialista en enfermería obstétrica el servicio de Emergencia del área de salud de Buenos Aires, para atender a las mujeres próximas a dar a luz.