Yenci Aguilar Arroyo.22 abril
A Gabiel no le costó hacer el dibujo y quedó muy contento con el resultado. Cortesía.
A Gabiel no le costó hacer el dibujo y quedó muy contento con el resultado. Cortesía.

Año 2020. Al Salón de la Justicia del Ministerio de Salud llega una alerta. Se trata de una nueva amenaza, llamada coronavirus, que llegó a la Tierra con el objetivo de dañar la salud de las personas y provocar el caos mundial.

Ante este nuevo enemigo, el “Dr. Ministro de Salud" (identidad secreta de Daniel Salas) se prepara para combatir el mal y se lanza a las calles con su capucha roja, su escudo de jabón lavamanos, sus propulsores hechos con agua, su mascarilla y sus lentes que le permiten detectar a tiempo cada virus que se acerca.

Esta historia no la sacamos de algún cómic sino que nos inspiramos en un dibujo del ministro de Salud que hizo Gabriel Zúñiga, un niño de 8 años, para una tarea de matemáticas que entregó a su maestra el 16 de marzo anterior.

Así es el superhéroe que dibujó Gabriel para su tarea de matemáticas. Cortesía
Así es el superhéroe que dibujó Gabriel para su tarea de matemáticas. Cortesía
“Los doctores salvan vidas”

Zúñiga está en segundo grado en el Colegio María Inmaculada, en Moravia, y le pidieron dibujar a algún superhéroe que la esté pulseando en la lucha contra el COVID-19, pero él prefirió hacer su propia versión del jerarca antes que dibujar a reconocidos superhéroes como Spider-Man, Hulk o el Capitán América.

“El doctor es un superhéroe porque los doctores salvan vidas. Él con su trabajo está ayudando a que la gente no se muera por el coronavirus y la mejor forma de derrotar a este enemigo es quedándonos en la casa, lavándonos las manos y saludándonos con los codos”, expresó el niño.

8 años tiene el chiquito.

Gabriel explicó que no fue difícil hacer el dibujo, pues todos los días ve a Salas en los medios de comunicación cuando da a conocer los datos sobre el avance de la enfermedad en el país.

“Fui el único en el aula que hizo este dibujo y el día que lo presenté le conté a mis compañeros que el ministro es amigo de mi papá. Mi maestra y todos en la clase me felicitaron y me pidieron que le mande el dibujo al ministro”, dijo el pequeño muy emocionado.

Para el niño no fue nada difícil hacer el dibujo del jerarca. Se basó en fotos y en los videos de las conferencias de prensa. Cortesía.
Para el niño no fue nada difícil hacer el dibujo del jerarca. Se basó en fotos y en los videos de las conferencias de prensa. Cortesía.
Sorprendidos

El papá de Gabriel, Juan Ignacio Zúñiga, comentó que él y su esposa, Kelimber Abarca, se sorprendieron al ver lo que estaba dibujando el pequeño.

"Nos llamó la atención porque él es fanático de los superhéroes de Marvel y nos lo imaginamos dibujando al Capitán América o a Hulk.

“Al ver que ya había dibujado la cabeza del ministro le preguntamos la razón y nos dijo de forma muy sencilla: ‘Él esta luchando contra el coronavirus, él está luchando contra la enfermedad’. Nos encantó esta respuesta tan inocente”, dijo.

"El doctor es un superhéroe porque los doctores salvan vidas. Él con su trabajo está ayudando a que la gente no se muera por el coronavirus y la mejor forma de derrotar a este enemigo es quedándonos en la casa, lavándonos las manos y saludándonos con los codos”, Gabriel Zúñiga, dibujante.

Juan Ignacio comentó que después de que su hijo hizo el dibujo, lo subió a redes sociales pues se sintió orgulloso del trabajo de su pequeño y la gente le hizo comentarios muy positivos sobre la ilustración.

“En una hora hizo el dibujo y me gustaron todos los detalles que tiene y, aunque no lo crean, nosotros no le ayudamos, la ilustración la hizo él solito. Su fuerte es colorear, no tanto dibujar, pero se inspiró mucho y yo quiero guardarlo, a modo de recuerdo, como una bonita experiencia dentro de toda esta situación”, manifestó.

Al consultarle cómo ha pasado el niño los días de aislamiento, el papá dijo que extraña ir a la escuela y jugar con sus compañeros.

"Él ha estado tranquilo, se la pasa entretenido jugando y haciendo las cosas de la escuela y una de las cosas que más desea es volver a jugar con sus compañeros.

“Cuando empezaron a transmitir las conferencias, hicimos el hábito de verlas en familia y explicarles a él y a su hermana mayor cómo pasan las cosas. Gabriel pone mucha atención y nos interesa conocer el avance de la enfermedad y saber si hay algunas recomendaciones nuevas, para que ellos las apliquen y les queden para el resto de la vida”, aseguró.

Para Gabriel, el ministro Daniel Salas es su héroe por la labor que hace de salvar vidas. Jorge Castillo
Para Gabriel, el ministro Daniel Salas es su héroe por la labor que hace de salvar vidas. Jorge Castillo
En el mismo cole

Juan Ignacio comentó que Salas y él fueron compañeros de generación en el Liceo Mauro Fernández, en Tibás.

Ambos salieron del cole en el año 1994 y cuando algunos excompañeros vieron el dibujo lo primero que le dijeron fue que se lo hiciera llegar al ministro.

“Durante el tiempo que estuvimos en el colegio nos conocíamos y teníamos grupos de amigos en común. Era un muchacho tranquilo, serio, agradable, no era de andar de fiesta ni era juega de vivo, siempre tenía una sonrisa en la cara”, recordó.

Después de salir del colegio, él y Salas se vieron en algunas reuniones de excompañeros; sin embargo, tienen rato de no verse.

“A mí no me sorprende el trabajo que está haciendo, recuerdo que siempre fue muy aplicado y con respecto a su liderazgo lo felicito porque no es fácil hacer el trabajo que viene haciendo, me siento bien por él”, dijo.

Juan Ignacio le contó a sus hijos que era conocido del ministro y cuando tiene oportunidad, Gabriel raja con que Salas es amigo de su papá.

Gabriel durante una de las clases virtuales. El pequeño está en segundo grado. Cortesía.
Gabriel durante una de las clases virtuales. El pequeño está en segundo grado. Cortesía.