Eduardo Vega.6 diciembre

La Policía de Tránsito trabajará para separar a los peatones de los vehículos frente al Hospital de Niños, por la tradicional inauguración de la iluminación del árbol de Navidad de ese centro médico. Cerca de la zona habrá presas por las regulaciones de tránsito, así que mejor ni se arrime por ahí.

La actividad se realizará este jueves 6 de diciembre. Ya desde las primeras horas de la tarde habrá presencia policial y desde las 5 de la tarde los oficiales regularán el tránsito en la zona. La actividad comenzará a las 6 de la tarde.

Este jueves 6 de diciembre iluminan el árbol del Hospital de Niños. Foto Rafael Murillo.
Este jueves 6 de diciembre iluminan el árbol del Hospital de Niños. Foto Rafael Murillo.

Según lo explicó el director de la Policía de Tránsito, German Marín, la presencia de oficiales tendrá como prioridad el control en el carril Sur del Paseo Colón, que es el más cercano al centro médico, además de la calle 20, que pasa por el costado Oeste del Hospital, de tal forma que siempre exista paso prioritario para ambulancias.

“Si bien la actividad es muy bonita y congrega a muchas personas, no debemos perder de vista que es un centro médico y muy cerca está el otro hospital, el San Juan de Dios, así que demás de priorizar a los peatones que llegarán en gran cantidad a la zona, debemos asegurar el tránsito expedito de vehículos de emergencia”, explicó Marín.

Se les solicita a los conductores que estén muy pendientes de la presencia de peatones, de grupos familiares que cruzarán esta calle, que es bien ancha, cerca del Hospital de Niños, para evitar accidentes, sobre todo porque habrá muchos chiquititos en el lugar.

A los peatones se les solicita vestir ropa clara o reflectante de la luz, caminar por las aceras, cruzar en las esquinas y hacer uso del semáforo que está en la esquina del edificio médico o frente al Hospital San Juan de Dios.

A los padres se les pide estar atentos a sus hijos, no soltarlos de la mano nunca, evitar correr

con ellos para cruzar la calle y respetar y acatar las directrices de los oficiales.