Karen Fernández.15 febrero, 2020
En una habitación individual del hospital Max Peralta, atienden a la niña de 4 años. Foto: Keyna Calderón, archivo
En una habitación individual del hospital Max Peralta, atienden a la niña de 4 años. Foto: Keyna Calderón, archivo

La niña de cuatro años que contrajo este viernes la meningitis amebiana, más conocida como la come cerebros, está respondiendo de buena manera al tratamiento.

Ella fue atendida rápidamente gracias a que sus padres estaban bien la informados, por lo que apenas comenzó a presentar vómitos, diarrea y malestar general (síntomas relacionados con la enfermedad), fue llevaba al hospital Max Peralta de Cartago, donde le aplicaron el tratamiento correspondiente.

“Ella va evolucionando muy positivamente al tratamiento que le estamos dando, que es el recomendado por el Centro de Control de Enfermedades (CDC) de Atlanta. El equipo del Max Peralta se apoyó en los especialistas estadounidenses para darle el mejor tratamiento a la niña”, explicó Kisia Díaz, directora del centro médico brumoso.

Agregó que el equipo que la atiende está conformado por médicos del servicio de emergencias, pediatras, infectólogos, enfermeras, todos ellos capacitados para darle la atención adecuada.

La pequeñita se encuentra con acompañamiento las 24 horas y en un cuarto individual para que pueda estar junto a sus padres, a quienes se les está dando atención sicológica para afrontar este momento.

"Ellos lograron identificar rápidamente los primeros síntomas e informaron al centro médico donde estuvieron, esto nos permitió ofrecer toda la atención requerida por la menor en las primeras veinticuatro horas, que son cruciales en estos casos”, indicó la doctora Díaz.

La rapidez con la cual se coordinó permitió que el mismo día que se solicitó el medicamento al hospital de Liberia, iniciara el segundo tratamiento.

La medicina se pidió a centro médico porque ahí atendieron el caso de José Rodolfo Ramírez, de 15 años, quien lamentablemente murió el 7 de enero de este año por la misma ameba.

“Un chofer de una ambulancia que venía hacia el hospital Calderón Guardia se ofreció en traerlo. Cuando llegó a San José otro transporte del Max Peralta lo esperaba y una vez que se tuvo en el centro médico en horas de la noche, a la menor se le inició el segundo tratamiento”, explicó Díaz.

El Ministerio de Salud prohibió el uso de toboganes en los sitios de aguas termales. Foto: Cortesía
El Ministerio de Salud prohibió el uso de toboganes en los sitios de aguas termales. Foto: Cortesía
Letal

El parásito afecta a una de cada 2,5 millones de personas, según datos de Centro de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, pero es altamente letal.

La ameba ingresa solo por la nariz y destruye el tejido cerebral, de ahí que las autoridades del Ministerio de Salud recomiendan no sumergirse en las aguas termales, para evitar el contagio.

Con esta niña ya son tres los casos que se han dado en nuestro país en toda la historia. El primero fue un estadounidense afectado en el 2014, quien murió en su país.

Mientras que el segundo caso fue el del joven guanacasteco, quien se contagió en las aguas termales de Guayabo de Bagaces en diciembre del 2019 y murió el 7 de enero de este año.

*Colaboró Keyna Calderón, corresponsal