Karen Fernández.27 diciembre, 2018

Solo ocho de cada 100 personas que se proponen alguna meta en Año Nuevo logran su objetivo 12 meses después, así se desprende de un estudio de la Universidad de Scranton, en Pensilvania, Estados Unidos.

Y si esa cifra lo sorprendió, le tenemos una más impactante, 77 de cada 100, se rinden en la segunda semana de enero, según el mismo estudio.

El cuerpo tarda 22 días en acostumbrarse a nuevos hábitos alimenticios, así que tenga paciencia. Foto: Shutterstock.com
El cuerpo tarda 22 días en acostumbrarse a nuevos hábitos alimenticios, así que tenga paciencia. Foto: Shutterstock.com

Por eso, expertos en nutrición y actividad física se reunieron y pasaron algunos bolados para este 2019 sí cumplir con las promesas de bajar de peso, hacer más ejercicio y dejar de fumar y no irse en pura hablada como pasa todos los años.

Hannia León, nutricionista y directora ejecutiva del Instituto Internacional de Ciencias de la Vida ILSI Mesoamérica, indicó que es necesario hacer cambios en nuestra salud, pero para ello se necesita tener claro qué es lo que quiere lograr.

“Todos necesitamos un plan, trazarnos la meta (que sea realista y fácil) y los objetivos que queremos alcanzar, saber cuáles son los cambios que quiero hacer y tener claro que no necesariamente a la primera se lograrán, pero si cae, puede reiniciar, no darse por vencido de una vez”, explicó León.

Cuando ya se puso una meta clara y alcanzable escriba el plan y péguelo en la refri para que lo vea todos los días y le puede agregar nuevos retos. Por ejemplo, si su objetivo es bajar de peso puede proponerse comer solo un día a la semana comida rápida, o ponerle una cucharita de azúcar al café en lugar de tres.

Si su meta es ahorrar, puede empezar por el 5% de su salario, ¿cómo lo hace? Póngalo aparte en una cuenta para no tocarlo.

Otro aspecto importantísimo es contar con una red de apoyo, gente a su alrededor que lo motiven a cumplir las metas y no que más bien se conviertan en un obstáculo para alcanzarlas.

“Cuéntele a alguien que va a ser más activo, que va a salir a caminar y pregúntele si le gustaría acompañarlo, porque muchas veces el entorno es negativo y le pone el propósito cuesta arriba.

"Por ejemplo, si usted quiere dejar de fumar y sus mejores amigos o compañeros de trabajo con los que se rodea fuman, obviamente tendrá más posibilidades de caer” comentó la nutricionista.

Según este estudio estadounidense, los hombres tienen más éxito al cumplir sus metas cuando se unen a otro con el mismo objetivo o se centran en la recompensa, mientras que las mujeres lo alcanzan cuando hablan con sus amigos y familiares.

La experta también les dijo a quienes quieran bajar de peso que deben hacerlo de forma sana.

“La gente debe entender que las dietas locas y los ayunos no funcionan. Deben aprender a comer, seleccionar bien los alimentos y convertir el comer sano en una práctica de toda la familia. Además de hacer un balance energético. Nunca debe saltarse el desayuno”, agregó la directora ejecutiva de Ilsi.

Mayi Cedeño, coordinadora de la Clínica de Cesación de Fumado del Hospital México, recomienda que lo primero que deben tener es el deseo de dejar el cigarro y segundo mostrar compromiso, estas son las principales claves para dejar el vicio.

Además, recordó que hay 74 clínicas para dejar de fumar en todo el país, tanto de la Caja como del Instituto sobre Alcoholismo y Farmacodependencia (IAFA) que logran que 73 de cada 100 que acuden a ellas, logren mantenerse todo el año, la efectividad más alta del mundo, según aseguran en la clínica.

Más ejercicio
Las mujeres logran mejor sus objetivos cuando son acompañadas por amigos o familiares. Foto: Archivo.
Las mujeres logran mejor sus objetivos cuando son acompañadas por amigos o familiares. Foto: Archivo.

Dejar el sedentarismo y desempolvar las tenis es uno de los objetivos que nunca falta en la lista.

Según León, no necesita empezar a correr una maratón de un día para otro, con que camine aunque sea 200 metros diarios bajándose una parada antes, subir las escaleras del trabajo ya es un buen arranque, después poco a poco puede ir aumentando las distancias.

Cuarenta de cada 100 personas, se rinde a los seis meses de haber empezado.

La recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es realizar como mínimo, 150 minutos semanales (20 minutos diarios) de alguna actividad aeróbica, de intensidad moderada, o bien, 75 minutos de intensidad vigorosa.

La felicidad que da el ejercitarse se empieza a sentir después de dos meses de arrancar, además, si cambia los hábitos alimenticios tarda 22 días en acostumbrarse, lo que nos evidencia que lo primero que debe tener para alcanzar sus propósitos de Año Nuevo es paciencia

“El trabajo es un día a la vez, cada cambio de hábito requiere tiempo para que la gente se adapte a la nueva forma de vida”, agregó León.

También vaya marcando las metas alcanzadas para que se motive.

Hay aplicaciones del celular que le pueden ayudar a contar cuántos pasos dio durante el día, o llevar la cuenta de cuántas calorías se comió, las cuales se pueden convertir en grandes aliados para cumplir sus objetivos.

25 de cada 100 personas no pasa de la primer semana de enero.

La sicóloga Gabriella D´Arsié explica que las metas deben plantearse paso a paso, y que la persona debe ser sincera consigo misma.

Por ejemplo, si usted quiere perder 10 kilos debe preguntarse primero: ¿estoy dispuesto a lograrlo?, ¿cuáles son los obstáculos que enfrentaré?

Para ello recomienda proponerse primero bajar 2 kilos en tres meses, que es una meta fácil de cumplir y en un periodo de tiempo aceptable.

“En el momento que yo logro mis metas, los obstáculos se van rompiendo poco a poco y conforme se logran derribar en el camino, aumenta la motivación y la persona puede continuar con su objetivo”, aseguró la sicóloga.

“Alguien podrá decir que tiene un estilo de vida activo porque hace labores domésticas o porque camina al trabajo todos los días, pero el cuerpo se acostumbra muy rápido a la rutina y eso no genera un esfuerzo extra.

"Por eso, es importante la asesoría de un profesional para conocer cada cuánto debe cambiarse la intensidad de la actividad física”, comentó María Fernanda Herrera, coordinadora de investigación de la Red Centroamericana de Investigación en Movimiento Humano para la niñez y adolescencia (REDCIMOVI).

Póngalos en práctica

Acá las recomendaciones más puntuales:

  • Empiece con un solo propósito a la vez y escríbalo para darle seguimiento. Eso aumenta las probabilidades de éxito en un 10%.
  • No espere a que llegue el 2019. Comience a hacer el cambio desde ya.
  • Si falla, no es el fin de la meta. De antemano, usted debe saber que es posible que falle en el intento. Por eso es necesario negociar con usted mismo y seguir adelante.
  • Celebre los éxitos que alcance de forma moderada. Si logró bajar los dos kilos en tres meses, puede darse un premio. Por ejemplo, comprarse una prenda o comerse una porción del postre que hace tiempo no come y tanto le gusta.
  • Póngase metas que a usted le guste cumplir. Si es amante del baile, propóngase bailar más seguido e inscribirse en una academia de baile.