Yenci Aguilar.2 mayo
El hueco en el Salón de Expresidentes seguirá por tiempo indefinido.
El hueco en el Salón de Expresidentes seguirá por tiempo indefinido.

Luis Guillermo Solís le heredó al gobierno de Carlos Alvarado un hueco fiscal de ¢900 mil millones.

Pero el actual mandatario no es el único “heredero” de Luisgui, ya que el nuevo directorio de la Asamblea Legislativa, juramentado este 1° de mayo, también recibió un hueco, uno que está en la pared del Salón de Expresidentes.

Resulta que el retrato del expresidente de la República Luis Guillermo Solís se encuentra con medidas cautelares, “encerrado” en la Dirección de Protocolo del Congreso, por tanto su espacio sigue vacío.

Karla Granados, directora de Protocolo del lugar, manifestó que el retrato, develado el 25 de abril anterior, todavía no se puede colocar en el Salón de Expresidentes, debido a que aún no tiene el marco oficial y porque la pintura no cumple con los requisitos, por lo que el churuco de decidir si ponerlo a no le toca a Carlos Ricardo Benavides y el resto del directorio.

“Es la primera vez que esto pasa. Todos los retratos de los expresidentes estuvieron listos al momento de ser develados y con el único que hemos tenido problemas es con el de don Luis Guillermo”, manifestó.

Dolor de cabeza

Para la elaboración del retrato de Luisgui, la Dirección de Protocolo entregó una ficha técnica a las personas que estaban coordinando el acto protocolario. En dicha información se explicaba lo que han hecho con los retratos de los demás exmandatarios.

"Se les envió un correo electrónico con todas las especificaciones, para que el retrato cumpliera con los criterios técnicos y artísticos", agregó.

Granados expresó que se enteraron que el retrato no cumplía con lo solicitado el propio día que fue develado, cuando se dijo que era un acrílico sobre lienzo y no un óleo, como debía ser.

Por eso es que deben esperar a que la presidencia del Congreso entregue la ficha técnica y el documento que consta la donación del retrato, para que el nuevo directorio valore, junto con la Dirección Ejecutiva de la Asamblea Legislativa, si procede o no la colocación de ese retrato.

O sea, el hueco seguirá algún tiempo más y las medidas cautelares del retrato seguro habrá que aumentarlas.

“Considero que hubo una premura de la presidencia del Congreso por hacer este retrato en el plazo que solicitaron”, expresó Granados.

Otros retratos
Estas son las fechas en las que fueron develados los retratos de los tres expresidentes anteriores a Luisgui:
Abel Pacheco: 7 de febrero del 2007.
Óscar Arias (segundo período): 12 de agosto del 2013.
Laura Chinchila: 1° de diciembre del 2015.
Como con los otros

La que era hasta este 1° de mayo la presidenta de la Asamblea, la diputada Carolina Hidalgo, expresó que el trámite se realizó igual que con los otros expresidentes.

"No conocemos ninguna denuncia o señalamiento de parte de la funcionaria Granados, señalando si se cumplió o no con las especificaciones", indicó.

Por otra parte, La Teja consultó su punto de vista al artista Miguel Casafont, quien fue el encargado de hacer el retrato de Luisgui.

Casafont expresó que, por recomendación de su abogado, no se referiría al tema.