Rocío Sandí.Hace 2 días
Esta vez la misa se hizo dentro de la Basílica y no en la plazoleta, debido a la pandemia. Foto: Rafael Pacheco.
Esta vez la misa se hizo dentro de la Basílica y no en la plazoleta, debido a la pandemia. Foto: Rafael Pacheco.

El obispo de Cartago, monseñor Mario Enrique Quirós, aprovechó la celebración del 2 de agosto, día de la Virgen de Los Ángeles. para pedir a Dios por las personas que han sido golpeadas económicamente por la pandemia.

Mencionó a los vendedores, comerciantes, pescadores, agricultores, trabajadores de turismo, desempleados y también a quienes viven en cuarterías y en la indigencia.

La misa dio inicio a las 10:30 de la mañana en la basílica de Los Ángeles y fue a puertas cerradas, solo con la presencia de varios sacerdotes, el coro, medios de comunicación y pocos feligreses que habían apartado su campo ante la apertura de los templos que anunció esta semana el Ministerio de Salud.

Monseñor Mario Enrique Quirós, pidió al Gobierno dialogar con las personas afectadas económicamente por la emergencia. Foto: Rafael Pacheco.
Monseñor Mario Enrique Quirós, pidió al Gobierno dialogar con las personas afectadas económicamente por la emergencia. Foto: Rafael Pacheco.

Luego de una procesión interna se inició la celebración eucarística.

Al momento de la homilía monseñor envió un mensaje de fortaleza y consuelo a los nicaragüenses que sufren por el atentado que se dio el viernes pasado en la catedral de Managua, en la que dañaron la imagen del Crucificado y el templo.

Luego, el obispo destacó la figura de María como una madre que da esperanza y sostiene a sus hijos en los momentos más duros y le pidió que abrace al pueblo de Costa Rica hoy más que nunca como lo ha hecho en otros momentos duros como cuando se dieron erupciones volcánicas y terremotos.

Todos los presentes usaron la respectiva careta o cubrebocas. Foto: Rafael Pacheco.
Todos los presentes usaron la respectiva careta o cubrebocas. Foto: Rafael Pacheco.

El obispo aseguró que a lo largo de la vida de Jesús, María se mostró valiente, fuerte, creyente, confiada y obediente a la voluntad de Dios por lo que hizo un llamado a que al igual que ella, todos confíen en que la pandemia pasará pronto.

“Oh, Reina de Los Ángeles, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos en esta pandemia del coronavirus, consuela a los que se encuentran confundidos y lloran por la pérdida de sus seres queridos. Protege a todos aquellos que lo dan todo día a día en bien de nosotros”, dijo.

Pide diálogo

Monseñor repasó los sectores más afectados económicamente por las medidas sanitarias e hizo un llamado de diálogo al Gobierno y a las instituciones que pueden dar una mano para hacer la situación mas llevadera.

En la misa de este 2 de Agosto estuvieron presentes pocos fieles que habían apartado su campo. Foto: Rafael Pacheco.
En la misa de este 2 de Agosto estuvieron presentes pocos fieles que habían apartado su campo. Foto: Rafael Pacheco.

“Todo el sector productivo del país es de reconocer que se ha visto afectado por la puesta de sus productos en el mercado. Ni qué decir el sector turismo, muy golpeado por las decisiones tomadas internacionalmente que inciden enormemente en nuestro país, ya que es una de las principales entradas.

“Urge en estos tiempos una propuesta de escucha y diálogo atento entre estos sectores, la mejor decisión es aquella que se toma bajo la escucha y reflexión de los distintos puntos de vista. El diálogo sigue siendo la forma en la que nosotros, los costarricenses, debemos propiciar para poder entendernos y salir adelante en esta barca, cada uno es parte de la solución”.

La iglesia dice que no pagará a hacer un nuevo vestido para la Negrita. Foto: Rafael Pacheco.
La iglesia dice que no pagará a hacer un nuevo vestido para la Negrita. Foto: Rafael Pacheco.

El obispo también agradeció a todas las personas que han acatado las medidas sanitarias del Ministerio de Salud y se han quedado en casa para evitar exponerse ellos y a sus familias de forma innecesaria.

Además recordó la importancia que cada quien siga poniendo de su parte para que los contagios bajen lo antes posible y así el país recupere poco a poco la normalidad.

Este sábado 1° de agosto cuando se hizo la ceremonia de la vestición de La Negrita el obispo le puso un vestido con dos banderas de Costa Rica y un dibujo al frente que el religioso aseguró era el símbolo mundial de la salud y que de esa manera nombraban a la Virgen médico de Costa Rica, sin embargo, es más bien el del comercio; se trata de un caduceo, o vara, rodeada de dos serpientes y con alas en la parte superior. La imagen que representa a la salud y a la medicina es distinta, tiene un báculo con una sola serpiente enrollada, en alusión al dios griego de la medicina, llamado Asclepio por los helenos y Esculapio por los antiguos romanos. La Teja consultó a la encargada de prensa de la Basílica si mandarían a hacer otro vestido con el símbolo correcto pero ella dijo que no.
Hubo muy pocos fieles devotos, entre ellos algunas hermanas religiosas. Foto: Rafael Pacheco
Hubo muy pocos fieles devotos, entre ellos algunas hermanas religiosas. Foto: Rafael Pacheco