Shirley Sandí.9 enero

Andar en carro por Concepción de Alajuelita es todo un reto. Al menos cuatro puntos importantes del distrito están cerrados por el proyecto de alcantarillado sanitario del AyA.

Este es el cierre en Lagunilla, el paso está completamente cerrado.
Este es el cierre en Lagunilla, el paso está completamente cerrado.

Los cierres totales son en la calle Patalillo, que une este distrito con San Juan de Dios de Desamparados; otro de Cedes don Bosco a calle Chirivico; urbanización Los Pinos II, en calle Lagunilla que une Concepción con el centro de Alajuelita, y hay otro cierre total 100 metros al oeste de la escuela, hacia el Pocho´s Bar. Además, hay trabajos de instalación de tuberías en calle El Alto, calle El Mango y en calle Mora.

Esta situación altera las rutas del bus.

“Las paradas y las terminales quedan en el mismo lugar. Lo que sí hay es un cambio en el recorrido del bus. Hay trabajos en un sector que conecta Alajuelita con Concepción Abajo, ahí está cerrado y lo que hicimos con el bus fue un desvío y recogemos a la gente en el sitio donde inician los trabajos. En sí, la afectación que hay es en los tiempos de recorrido, podría ser unos quince o veinte minutos más en la ruta de Concepción por San Sebastián, en el sector de Concepción Abajo y también la de Concepción por Alajuelita”, explicó Alex Vega, encargado de operaciones de Metrocoop.

Marco Fidel Vargas, gerente del Proyecto de Mejoramiento Ambiental del Área Metropolitana del AyA, explicó: “Tenemos una planificación de los trabajos para procurar no generar un colapso, que existan rutas alternas y que se informe a la población, pero efectivamente las obras generan un impacto. En Alajuelita tenemos mucha población y calles angostas, esto complica aún más la situación”.

Va pa' largo. En general, las obras de todo el alcantarillado metropolitano llevan un 70% de avance, se estima que estén listas en el 2024 y que beneficien a 1,1 millones de personas.

FUENTE: AYA - SADE.    || w. s. / LA teja.

Los trabajos que comenzaron en el 2016 comprenden la construcción, rehabilitación y extensión del sistema de alcantarillado sanitario, con el fin de que las aguas residuales de 11 cantones del área metropolitana (San José, Desamparados, Escazú, Goicoechea, Alajuelita, Vásquez de Coronado, Tibas, Moravia, Montes de Oca, Curridabat y La Unión) sean recolectadas y transportadas a la planta de tratamiento Los Tajos, en La Uruca, y no caigan a los ríos.

Para lograrlo es necesaria la colocación de más de 337 kilómetros de tubería para redes secundarias y colectores.

Vargas explicó más detalles sobre el proyecto y cómo impactará a las familias.

–¿Qué es el alcantarillado sanitario?

Es un sistema que permite recoger las aguas negras de las casas y llevarlas por tuberías a una planta de tratamiento. Con este proyecto le daremos servicio de saneamiento a un poco más de un millón de habitantes de San José, generando un impacto positivo en la salud y en el medio ambiente.

–Actualmente se trata solo el 15% de las aguas negras del país, ¿cuánto se avanzará con este proyecto?

Con este proyecto llegaremos a un 26%, lo cual quiere decir que aún quedaremos muy lejos de lo ideal.

–¿Subirá la tarifa de agua una vez finalizadas las obras?

El proyecto incluye un alza escalonada en la tarifa de los servicios de alcantarillado (que se incluye en el recibo) que ya se ha reflejado en los recibos. El último incremento se aplicó este mes de enero.

–¿Cuántas familias deberán hacer trabajos en sus casas para conectarse a esta nueva red?

Unas veinte mil. El proyecto que estamos realizando comprende la obra pública, pero hay una parte complementaria que es conectar cada casa a la red. Para hacer esa conexión, si la casa no está construida con una prevista salida de las aguas, la familia deberá hacer modificaciones en la red interna de la casa. Nosotros tenemos prevista una campaña para promover la conexión a la red y facilitar esa conexión. Hay muchas casas que ya están conectadas al sistema, pero el proyecto rehabilita un sistema que estaba colapsado y lo extiende. Son las nuevas conexiones donde habrá que hacer esas inversiones.

–¿Cómo identifica cada familia si debe hacer los trabajos o no?

Necesitaría que alguien con conocimiento en la materia le haga una revisión para determinar si está con la prevista, si está conectado o deberá hacer modificaciones. Puede ser un ingeniero, maestro de obras o fontanero. Se deben revisar las cajas de registro y corroborar si las aguas están yendo a un tanque séptico o salen a la calle.

Estas son las tuberías que se colocan como parte de los trabajos. Foto: Rafael Pacheco
Estas son las tuberías que se colocan como parte de los trabajos. Foto: Rafael Pacheco

–¿Se tiene una estimación de cuánto puede costar conectarse?

Es bastante variable porque depende de cómo está hecho el sistema de la casa. El caso más complicado es cuando el tanque séptico está atrás de la casa y no haya una salida a la calle. Habría que darle vuelta al sistema, colocando tubería sin hacer zanja o habría que romper pisos. Así que podría ser difícil y costoso.

–¿Qué pasa con las familias que no acaten y no hagan los arreglos?

Cambian rutas y paradas de bus en Concepción Arriba de Alajuelita
Cambian rutas y paradas de bus en Concepción Arriba de Alajuelita

Si tienen un tanque séptico que funciona bien y le dan mantenimiento, no pasa nada. El problema es que en muchos lugares estos tanques no funcionan bien, los suelos están saturados y a las familias les está saliendo muy caro el mantenimiento y la limpieza. La conexión a la red no es obligatoria, pero el pago sí, entonces lo lógico es aprovechar el servicio.

11 cantones se verán beneficiados con el nuevo alcantarillado metropolitano
En los cierres hay banderilleros regulando el paso.
En los cierres hay banderilleros regulando el paso.