Nacional

Pacientes de la Caja llevados a hospitales privados estarán como en un hotel de lujo

Este miércoles se esperaba el traslado de los primeros tres pacientes

Los pacientes de hospitales públicos que serán enviados a centros médicos privados, como parte de la estrategia para bajar la ocupación, sentirán un cambio de la tierra al cielo.

Normalmente cuando alguien está internado en un hospital del Estado comparte el salón con varias personas, debe madrugar para bañarse temprano y si tiene mucha suerte le toca en un lugar donde hay un televisor que esté bueno y agarre los canales nacionales, el cual debe compartir con todas las demás personas del salón.

En cuanto a la atención médica, las enfermeras y médicos deben repartirse entre todos los pacientes del pabellón para estar al pendiente de lo que necesite cada uno.

Sin embargo, la situación será muy diferente para quienes sean enviados a los hospitales privados ya que ahí habrá un máximo de dos personas por cuarto; cada habitación tiene su propio tele y su baño y el personal médico se dividirá de manera que habrá una enfermera y un médico que se ocupe las 24 horas de los pacientes de tres habitaciones.

Massimo Manzi, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de la Salud, dijo que los pacientes que sean llevados de los centros estatales tendrán la misma atención que quienes pagan directamente el servicio privado, con la única diferencia que tendrán que compartir el cuarto con otro paciente.

“De momento la Comisión Nacional de Emergencia aprobó solo el uso de 55 camas entre los hospitales Cima, Clínica Bíblica, La Católica y el Metropolitano. Lo primero que hará la Caja es ver cuáles pacientes cumplen los requisitos acordados, entre ellos no tener covid-19, estar en una condición estable y no requerir una hospitalización prolongada, después de eso llamarán a nuestro centro de control para pedir que vayan a recogerlos.

“Se nos dijo este miércoles que ya tenían vistos los primeros tres pacientes del hospital San Juan de Dios que serían derivados a hospitales privados, pero al mediodía aún no habían llamado para coordinar el traslado”, explicó Manzi.

La CNE pagará por los servicios

Debido a la saturación que hay en los hospitales estatales, la Cámara Costarricense de la Salud hizo un enlace entre el sector público y privado.

Aunque los pacientes no tendrán que pagar ni un solo cinco, el Estado sí deberá pagar los servicios y estadía de las personas que sean atendidas en los hospitales privados.

Los dineros para este plan de inversión serán aportados por el Fondo Nacional de Emergencia, de la CNE.

Manzi dijo que conforme vayan llegando los pacientes se irán enviado en orden a los cuatro hospitales autorizados.

“La idea es que el ir a recoger a un paciente e ingresarlo en el centro privado sea rápido, menos de una hora. Aún no hay un orden establecido, el primer paciente irá a un hospital, el segundo a otro y así poco a poco hasta ir llenando las camas de cada centro”.

El director aseguró que los pacientes estarán bien chineados y hasta podrán recibir visitas, eso sí, siguiendo las regulaciones y protocolos establecidos por cada centro médico.

Rocío Sandí

Periodista de la Universidad Internacional de las Américas, con experiencia en Sucesos y Judiciales. Antes trabajó en La Nación y ADN Radio.