Shirley Sandí.24 octubre
Gerardo Vargas, exsacerdote y exdiputado, ahora vive con su esposa y su hija. Foto tomada del Facebook.
Gerardo Vargas, exsacerdote y exdiputado, ahora vive con su esposa y su hija. Foto tomada del Facebook.

Gerardo Vargas ofició misa y lució sotana por 23 años. Incluso, mucha gente todavía le dice padre.

Este exdiputado del Frente Amplio colgó los hábitos en octubre del 2009 porque empezó a meterse en política, un camino que lo llevó a ocupar una curul en la Asamblea Legislativa, la cual dejó hace cinco meses.

Hoy vive con su esposa y con su hija, pero prefiere guardar sus identidades y mantener al margen su vida privada.

Eso sí, don Gerardo recibió con agrado las palabras que dijo el papa Francisco recientemente, las cuales abren la posibilidad de abrir el debate de un tema tabú: la ordenación de hombres casados.

Según la agencia de noticias AP, el Vaticano está sentando las bases para el debate que permitiría la ordenación de hombres casados en lugares del mundo donde hay muy poquitos curas

Una nota de esta agencia asegura que el papa Francisco convocó a un sínodo (asamblea) de obispos sudamericanos el año próximo, para hablar sobre la situación de la iglesia en la Amazonia, un territorio enorme con muy pocos sacerdotes. Uno de los temas en discusión sería la ordenación de hombres con esposa.

“La idea de la Iglesia católica de imponer el celibato como una norma para que un cristiano sea sacerdote es algo cuestionado desde hace muchísimos años. Empezó en América Latina como una teología de liberación. La Iglesia se está dando cuenta de que debe revisar esta norma con seriedad, ya que está viendo como los seminarios quedan vacíos y las vocaciones sacerdotales cada vez son menos”, aseguró Vargas.

El exsacerdote opina que la norma de impedirle a los curas casarse no es atractiva y que se puede mantener, pero que sea una elección, no una imposición.

"En mi caso no he pensado en regresar a la Iglesia, mi familia me ha ayudado a crecer como persona, como ser humano y cristiano, en todos los campos. Me consta que la Iglesia ha perdido grandes vocaciones por la norma del celibato", indicó Vargas.

La Teja intentó obtener la versión del padre Minor Rivera, encargado de la Pastoral Vocacional en el país; sin embargo, al cierre de la edición indicó que aún no había podido comprobar la veracidad de lo que afirmaba el cable de la agencia AP, por lo que no se referiría al asunto.

Los seminarios, como el de Paso Ancho, cada vez se van quedando más vacíos. Fotos Melissa Fernández
Los seminarios, como el de Paso Ancho, cada vez se van quedando más vacíos. Fotos Melissa Fernández
Sacerdotes y amor

Esta semana, la televisión italiana emitirá un documental de dos horas llamado “La elección: sacerdotes y amor”, sobre una decena de hombres en cuatro países europeos que, clandestinamente y con mujeres, han creado sus propias comunidades eclesiales no autorizadas, donde curas casados celebran la misa.

El documental, que será emitido el miércoles por Discovery Italia y al que tuvo acceso previo la agencia AP, argumenta que muchos de estos hombres serían felices de poder regresar al sacerdocio en la iglesia Católica y ofrecer sus servicios pastorales.

Su situación cuenta con las simpatía del papa Francisco, quien desde hace tiempo se ha mostrado dispuesto a considerar a los “viri probati” (hombres casados y de comprobada virtud) para satisfacer las necesidades pastorales en el Amazonas. También ha expresado solidaridad con los sacerdotes que han tomado la angustiosa decisión de renunciar.

Vocatio, una asociación italiana de “curas casados”, prometió en una carta enviada al pontífice, semanas atrás, su solidaridad con el papa al afrontar las consecuencias globales de los abusos sexuales y nuevamente ofreció sus servicios pastorales.

El celibato es un don
El diccionario de la Real Academia Española (RAE) indica que celibato es sinónimo de soltería y que está asociado a una opción de vida de no mantener relaciones sexuales.
Según escribió el filósofo Guillermo Malavassi, “el celibato sacerdotal constituye un don peculiar de Dios”, que es parte del don de la vocación sacerdotal y que capacita a quien lo recibe para esa misión.
El papa Francisco estaría abierto a aceptar la ayuda de sacerdotes casados. AFP
El papa Francisco estaría abierto a aceptar la ayuda de sacerdotes casados. AFP