Rocío Sandí.17 diciembre, 2020

Aunque parezca mentira, la mayoría de accidentes graves que sufren los niños ocurren dentro de sus propias casas.

Según doctora Olga Arguedas, directora del hospital de Niños, muchos pequeños sufren caídas, golpes y quemaduras mientras están en su hogar, por lo que los tatas deben estar atentos en todo momento a lo que hacen sus güilas.

No pierda de vista a los pequeños mientras hace tamales u otros alimentos. Foto: Grupo Nación.
No pierda de vista a los pequeños mientras hace tamales u otros alimentos. Foto: Grupo Nación.

“Las casas son los lugares más inseguros para los niños porque muchas veces los adultos los descuidan. Este año año por el factor pandemia muchos papás, pese a que están en el hogar, están ocupados haciendo teletrabajo y no les ponen atención a sus hijos”, dijo.

Un estudio hecho por el comprador de seguros Acierto.com revela que solo 46 de cada 100 percances en los que los niños resultan heridos ocurren fuera del hogar.

La época de Navidad es una de las que más incidentes registra ya que, comúnmente, las familias se reúnen para compartir y preparar distintas comidas como tamales, pierna de cerdo, entre otras.

En diciembre del año pasado un niño de tres añitos murió en el hospital de Puntarenas tres horas después de caer a una olla con agua caliente en la que los familiares cocinaban los tamales.

No deje sin protección los tomas cuando hay niños pequeños en la casa. Foto: Grupo Nación.
No deje sin protección los tomas cuando hay niños pequeños en la casa. Foto: Grupo Nación.
Evite el dolor

La doctora Arguedas dijo para que evitar que se repitan situaciones tan dolorosas como esas, las cuales convierten las celebraciones de las fiestas en tragedias, es importante tomar en cuenta varias medidas.

“Siempre que se va a ha cocinar algo, la familia debe organizarse bien para que todo se haga con calma; es importante que se nombre a un adulto para que se encargue de cuidar a los niños mientras los demás preparan los alimentos. Hay que evitar siempre que se pueda que los niños menores de cuatro años entren a la cocina.

“También hay que mantener los cables de las ollas, cafeteras eléctricas, sartenes y otros utensilios recogidos para evitar que los niños los jalen. Además, es mejor usar los discos del lado adentro de la cocina y las agarraderas de ollas y sartenes hacia adentro para que los pequeños no los alcancen. Otra recomendación es no usar manteles largos ya que los niños podrían agarrarlos y hacer que caigan sobre ellos líquidos o comida caliente”, aseguró la especialista.

Otras medidas recomendadas por pediatras son: no dejar solos a los pequeños en el baño porque los resbalones son tremendamente peligrosos, así como la combinación de aparatos eléctricos y el agua.

La doctora Olga Arguedas pide extremar las precauciones en Navidad. Foto: Ignacio G. León-Páez.
La doctora Olga Arguedas pide extremar las precauciones en Navidad. Foto: Ignacio G. León-Páez.

Limitar los accesos a otras zonas peligrosas como escaleras, ventanas, piscinas. Existen cierres especiales para las ventanas que impiden que los niños puedan abrirlas. Las piscinas deben estar siempre valladas y, preferiblemente, cubiertas por lonas, tanto en verano como en invierno.

Evitar dejar en lugares accesibles y sin supervisión los juguetes y objetos pequeños como monedas, pilas de botón, confites, entre otros. También hay que tener precaución con algunas comidas, un simple hueso puede provocar asfixia.

Es importante proteger los enchufes, existen tapones especiales para eso. Y no hay que olvidar guardar las medicinas, cosméticos, geles y productos de limpieza en lugares altos para que los más pequeños no puedan alcanzarlos.

La doctora Olga Arguedas hizo un llamado especial a los papás para proteger a los niños de la pólvora ya que en los último diez años siempre en Navidad han llegado niños quemados, incluso el año pasado un menor perdió un dedito por una bombeta. Este 2020 ya han estado hospitalizados tres niños por quemaduras con pólvora.