Franklin Arroyo.5 febrero

Johanna Fallas llevaba 18 años intentando quedar embarazada y lo consiguió hasta el año pasado, luego de bajar de peso y rezarle con mucha fe a la virgen de Guadalupe.

Johanna y su esposo Luis Diego Rivera, leyeron la historia que publicamos en La Teja el sábado 2 de febrero, donde contamos el caso de, Katherine Calderón, quien debe perder 26 kilos para ser parte de un programa del hospital La Carit y ver si puede convertir en realidad el sueño de ser mamá.

Doña Johanna cuando logró bajar el sobrepeso, pero antes de quedar embarazada. Foto: Cortesía.
Doña Johanna cuando logró bajar el sobrepeso, pero antes de quedar embarazada. Foto: Cortesía.

El caso de Johana es muy similar porque también debió bajar de peso y sufre del síndrome del ovario poliquístico, igual que Katherine.

Johanna le quiere mandar un mensaje de aliento a Katherine de que sí se puede bajar de peso con buena alimentación, ejercicios y actitud.

Esta linda pareja brumosa contó su historia.

Johanna tiene 38 años y a los 22 le dijeron que tenía el síndrome del ovario poliquístico, útero bicorme, tiroides y sobrepeso. Con todas esas condiciones sus posibilidades de embarazo eran como de una entre cien.

Ella se agüevó toda porque lo que más deseaba era escuchar que una personita le dijera mami.

“Le dijeron que era infértil, menstruaba cada muerte de obispo y sé que su anhelo más grande era ser mamá”, contó Luis Diego, quien habló porque Johanna se sentía un poquito mal.

Ellos tienen cinco años de casados y en el 2016 solicitaron una referencia en La Carit para entrar a un programa de ayuda a las parejas que tienen problemas de fertilidad y lo primero que le dijeron fue: ‘baje de peso’.

En ese momento estaba en 70 kilos (mide 1,63 metros) y empezó a bajar poco a poco con pura alimentación nutritiva, caminatas, saltar suiza, ejercicios y mucho entusiasmo.

Desde ese momento, la báscula empezó a descender cada vez que ella se pesaba y llegó a 61 kilos.

En el círculo, Johanna cuando tenía sobrepeso. Foto: Cortesía.
En el círculo, Johanna cuando tenía sobrepeso. Foto: Cortesía.

"Pero de pronto, subió a 62, a 63 kilos y todo lo que comía le caía mal. Tenía como seis meses de no menstruar y las compañeras del trabajo de ella le dijeron, ‘tiene carita de embarazada’ porque todo lo que comía lo botaba”, comentó Luis Diego.

Entonces fueron a hacerse exámenes de sangre y resultó que la mujer estaba embarazada. Se dieron cuenta el 31 de octubre del 2018 y ya tiene cinco meses.

“Si le digo que nos habíamos hecho en cinco años como 20 ó 25 pruebas de embarazo es poco”.

“Cuando nos enteramos se me puso a llorar. No sabe lo que anhelaba ser mamá, yo también, lógico, pero la ilusión de las mujeres es diferente.

"Por eso, cuando vimos el reportaje nos identificamos mucho con Katherine y le queremos decir que sí se puede. Que es cansado y que hay que tener paciencia ... sí, pero es un sacrificio para ser padres”, dijo emocionado el futuro tata.

Epidemia mundial
Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial, y cada año mueren, como mínimo, 2,8 millones de personas a causa de la obesidad o sobrepeso.
María Guadalupe

La pequeñita que crece en el vientre de Johanna se llamará María Guadalupe y tiene una relación directa con la patrona de México.

“La mamá es muy devota de la virgen, siempre le reza y le pide, pero con paciencia. Incluso, iba a dar tiempo hasta los 40 años para dejar de ‘pulsearla’", dijo Luis Diego.

Su esposo le sugirió a Johana que hicieran un ahorro para ir en abril a México a visitar a la virgen y hacerle la petición.

“Ahorrábamos un poquito, ella ponía, yo ponía y tenemos alguito”.

Esta fue la historia que inspiró a Johanna y a Luis Diego a contar su historia y a enviar ánimo a Katherine. Foto: La Teja
Esta fue la historia que inspiró a Johanna y a Luis Diego a contar su historia y a enviar ánimo a Katherine. Foto: La Teja

Pero con el notición de la pancita, los planes cambiaron. Le pondrán a la niña María Guadalupe, en agradecimiento y el dinero que tenían ahorrado lo tomarán para hacerle frente a los gastos del embarazo.

“Vamos luego y qué mejor que ir con la chiquita. Sí podemos ir todos, pues vamos para agradecer”, comentó Luis Diego, quien trabaja en el hospital de Cartago, el Max Peralta.

De momento, seguirán orando por el bebé que crece en la pancita y por la intención de Katherine de ser mamá. Ambos le mandaron muchas bendiciones y confían en que Dios le dé la oportunidad de ser mamá.

“Recuerde, Katherine, que Dios todo lo puede”, dijeron.

Hoy en día, Johanna tiene cinco meses de embarazo. Foto: Cortesía
Hoy en día, Johanna tiene cinco meses de embarazo. Foto: Cortesía