Franklin Arroyo.10 diciembre, 2017

Evangelista Blanco no es cualquier artista. Es el podador y jardinero que le da vida al parque frente de la iglesia San Rafael Arcángel, en Zarcero, y que este año estuvo en boca de todos.

El querido personaje de los zarcereños fue despedido por el sacerdote Kenneth Castillo, el sábado 30 de junio luego de 52 años de labores. Castillo dijo que era peligroso que un señor de su edad (78 años en ese momento) se cayera mientras trabajaba.

Evangelista Blanco fue despedido como jardinero del parque de Zarcero y restituido una semana después por presión del país. Ilustración: Diseño La Teja.
Evangelista Blanco fue despedido como jardinero del parque de Zarcero y restituido una semana después por presión del país. Ilustración: Diseño La Teja.

Sin embargo, las formas que tuvo Castillo con Blanco y otros roces del sacerdote con el pueblo hicieron que la gente se volcara a favor del jardinero. Finalmente, la presión de, prácticamente todo Costa Rica y la misma prensa lo volvieron a poner en su puesto.

El cura Castillo renunció a su cargo el 4 de julio y en el mismo acto se restituyó a Blanco, luego de una reunión que involucró al Obispo de Alajuela, monseñor Ángel San Casimiro.

“El parque de Zarcero es el hijo que nunca tuve. Nunca me imaginé que me iban a despedir, mucho menos de la forma en que lo hicieron, me dieron la carta y cuando fui a un pequeño lugarcito donde yo guardaba las herramientas, ya le habían cambiado el candado, no pude ni sacar las tijeras, me sentí muy mal”, comentó Blanco cuando se enteró de su despido.

Sin embargo, la Iglesia echó marcha atrás en el despido, restituyó al jardinero y hasta le ofreció una disculpa.

“En la vida no es hacer las cosas, sino saber hacerlas. Y en este caso muy concreto, creo que no se supo dar la noticia de la forma como un hombre que ha dedicado su vida a una obra, se merece”, dijo San Casimiro en aquel momento.

Blanco prefirió no volver a dar declaraciones sobre el tema, pero eso no quita que la polémica en la que se vio envuelto, que involucró a todo el país, y que no fue culpa suya, pero sobre todo, el gran legado que ha dejado en Zarcero, fueran tomados en cuenta por este periódico para estar en esta lista de personajes del año.

Un mes después de los hechos, la Unesco le rindió un homenaje a Blanco por su labor y en el mismo acto, la muni de Zarcero lo ratificó como hijo predilecto del pueblo.