Franklin Arroyo.10 febrero

Si usted visita a un familiar que está internado en el hospital San Juan de Dios y se da cuenta que tiene el celular con la batería en mínimo, ni se le ocurra poner a cargarlo en los tomacorrientes rojos que están dentro de estos salones.

Resulta que esos tomas son exclusivos para el uso de equipos médicos, por lo que los doctores necesitan que estén habilitados en todo momento. No obstante, a alguna gente le resbala y pone a cargar el celu en los tomacorrientes rojos.

“Hemos tenido situaciones en los que los cargadores están dañados y han provocado cortocircuitos que afectan los tomas.”, explicó Gustavo Piña, jefe del Departamento de Ingeniería y Mantenimiento del hospital josefino.

Estos tomas rojos no los use para cargar, pero sí está en un salón lo ideal es no cargar el móvil. Foto: HSJD
Estos tomas rojos no los use para cargar, pero sí está en un salón lo ideal es no cargar el móvil. Foto: HSJD

“El uso y recarga de los teléfonos celulares podría afectar los equipos médicos de un hospital principalmente por las interferencias debidas a las frecuencias de radio que son emitidas por los equipos electrónicos. El uso de estos puede alterar los datos o resultados de un dispositivo médico cercano”, dijo Fabián Morera, del Área de Eficiencia Energética de la Compañía Nacional de Fuerza Luz.

“Desde el punto de vista del consumo eléctrico, no debería existir afectación siempre y cuando estén conectados a los circuitos ramales para uso general, los cuales deben estar separados de los circuitos utilizados para alimentar a los equipos hospitalarios", agregó Morera, quien dijo desconocer qué pasa en el San Juan de Dios.

En los tomas que tienen en servicio externo, como Emergencias o Farmacia por ejemplo, sí se puede cargar el celular sin bronca.

Además, Viriam Mejías, directora de Enfermería, dijo que cuando una persona visita a un familiar hospitalizado, no debería llevar el teléfono celular a los baños.

“Los virus y bacterias se pueden adherir al equipo y contaminar a los pacientes porque algunas personas no tiene la costumbre de lavarse las manos adecuadamente y mucho menos de desinfectar el móvil".

Al respecto, la exminsitra de Salud, María Luisa Ávila, cuya especialidad es la Infectología, le dio la razón a Mejías y añadió que un objeto inanimado, como un celular, puede ser peligroso dentro de un hospital.

“Si esa persona no fue cuidadosa con el lavado de manos y luego debe limpiar la boca del paciente, o darle de comer, o lo que sea, puede pasarle alguna bacteria que esté presente en el celular al pariente. No es una buena costumbre, ni siquiera en las casas”, opinó.

La enfermera tampoco recomienda llevarle al paciente flores, ropa de cama, peluches, globos, periódicos y revistas porque vienen contaminados de la calle.