Yenci Aguilar Arroyo.1 diciembre
Solís y Soto se casaron dos veces. Hace poco más de un año, como parte de una sorpresa que tenía el futbolista a su esposa y nuevamente contrajeron nupcias en julio pasado. Archivo.
Solís y Soto se casaron dos veces. Hace poco más de un año, como parte de una sorpresa que tenía el futbolista a su esposa y nuevamente contrajeron nupcias en julio pasado. Archivo.

La Fundación Instituto de Apoyo al Hombre (Fundiapho) se pronunció sobre la denuncia de supuesta violencia doméstica que puso en contra de Alonso Solís su esposa Deborah Soto y expresó, que si bien en este momento no hay certeza sobre si hubo o no agresión por parte del Mariachi, indicó que sí se ha irrespetado el derecho del exfutbolista de demostrar su inocencia.

Eugenia Quesada, presidenta de Fundiapho manifestó que el caso de Solís es muy preocupante porque su imagen ha sido manchada y el caso ha tenido repercusiones hasta en el plano laboral.

“En primer lugar, en este momento nadie tiene la certeza de que hubo agresión por parte de Solís. Pero de lo que sí hay certeza es de que se violaron sus derechos constitucionales, en este caso no se ha respetado su principio de inocencia y no aplica solamente en el caso de Solís, en general los hombres no tienen derecho a defenderse, están a la inversa y pueden demostrar su inocencia hasta que se demuestre lo contrario”, manifestó.

Apoyo. Fundiapho apoya a aquellos hombres que pasan por una situación de violencia. Pueden llamar a los números 2222-0614 o 2221-5097 y también pueden mandar un correo a la dirección fundiapho@gmail.com.
Medidas preventivas

La también abogada destacó que en el caso de Solís, la medida de protección solicitada por su esposa es de carácter preventivo y aún no se puede dar por sentado de que el exfutbolista agredió a Soto.

"A Solís hasta le suspendieron el contrato laboral, mientras se demuestra su inocencia y eso va en contra de lo que dispone la Constitución Política. En el país hay casi 2.5 millones de hombres y en la actualidad, con solo el hecho de nacer hombre se hace una cacería de brujas, se cree que el hombre es agresor por naturaleza. Si una mujer dice que le pegó no buscan pruebas y a veces todo se da por sentado”, manifestó.

En cuanto a la imagen del Mariachi, Quesada señaló que el daño está hecho y lamentablemente, aunque salga victorioso, el estigma de agresor le quedará por mucho tiempo.

“Ante la opinión pública él quedará como agresor y eso puede deberse ante la sensibilidad que hay en el tema de femicidios y esto se debe en parte a la satanización que ha hecho el Inamu de la figura del hombre y que algunas instituciones, como el Poder Judicial y la Fuerza Pública no logran ver la realidad del país, donde también hay hombres agredidos”, afirmó.

Denuncien

Para Quesada, el hecho de que Solís guardara silencio por un tiempo muestra la problemática oculta de la violencia.

"En un momento él guardó silencio y en una entrevista con La Teja confesó que su mamá estaba preocupada porque lo fueran a matar. Los hombres callan, viven en silencio y sus familiares y amigos sufren con ellos la agresión.

“Los hombres son agredidos día a día. El año pasado se presentaron cerca de 12.700 solicitudes de medidas de protección y sabemos que hay muchas más, pero se rechazan. En lo que llevamos del año han habido 5 androcidios (asesinatos de hombres) y nadie se ha pronunciado al respecto”, dijo.

Finalmente, la presidenta de Fundiapho pide a los hombres denunciar y comunicarse con la fundación si en los tribunales rechazan sus medidas de protección.

“Queremos saber cuáles son las razones por las que no se dan las medidas de protección. Si a un hombre le rechazan una medida, que pida las razones por escrito y se comuniquen con nosotros para apelarlas. Muchos hombres no saben que pueden defenderse de las agresiones, ni que también pueden recibir medidas de protección”, confirmó.