Karen Fernández.12 noviembre

Rodolfo Carpio Sánchez es de Tibás y a los 64 años le detectaron cáncer de próstata. Fue hace tres meses, en su primer examen por medio del tacto rectal.

Rodolfo Carpio se operó de cáncer de próstata en el hospital México. Foto: Karen Fernández
Rodolfo Carpio se operó de cáncer de próstata en el hospital México. Foto: Karen Fernández

Para su suerte, los médicos de la clínica Clorito Picado, en Tibás, le detectaron a tiempo una inflamación y lo refirieron al Hospital México, donde le hicieron el examen en agosto.

Los médicos le encontraron seis quistes, mandaron hacer las biopsias y se vio que los localizados al lado derecho de la próstata presentaban células cancerígenas.

Le dieron cita para el 21 de octubre, pero como llegó solo lo citaron para una semana después y le pidieron que fuera con algún familiar.

Su esposa Ana Rosa Morera y su hijo Mauricio Carpio lo acompañaron, entonces los médicos le dieron el diagnóstico y dos días después ya lo estaban operando y quitándole la próstata. Una doctora le dijo que si no lo hacían, podría tener consecuencias futuras, como que el mal se extendiera.

“Yo esperaba nunca tener que hacerme ese examen por todo los tabúes que se oyen al respecto, pero a los que piensan como yo les recomiendo dejar el temor atrás y pensar en su salud”, dijo don Rodolfo.

Miedos a un lado

Como él hay muchísimos hombres mayores de 55 años que temen hacerse el examen porque piensan que “dejarán de ser hombres”.

Doña Ana Rosa –la esposa de Rodolfo– nos contó que les costó convencerlo de operarse. Los amigos le decían que para qué si había otras formas de tratar el cáncer.

“Tuve que decirles a mis hijos que hablaran seriamente con él y le recordaran lo que le había pasado a su abuelo, si don Enrique no había tenido oportunidad, tal vez él sí la tendría y así lo convencieron”, Ana Rosa Morera, esposa

El papá de don Rodolfo murió de cáncer de próstata hace más de 30 años y ni así don Rodo empezó el control a los 40 años, como recomiendan los médicos.

Don Enrique no tuvo oportunidad, la medicina no estaba tan avanzada entonces. Como en otros tipos de cáncer, la herencia es un factor de riesgo y debe ser tomado en cuenta.

“Les digo a todos los hombres que no teman. Hacerse los controles como recomiendan los médicos puede hacer que se extiendan sus años de vida. Un amigo mío se operó hace ocho años y no ha tenido problemas”, comentó Carpio.

Además, para tranquilidad de todos, la doctora le garantizó que todo quedaría normal luego de la operación.

“Si yo lo hubiese dejado, me tenían que aplicar quimioterapia y eso es más complicado”, indicó don Rodolfo.

Doña Ana nos dijo que en el caso de su esposo, la enfermedad no presentaba síntomas.

Efectivamente el cáncer de próstata no causa síntomas en etapas tempranas, pero cuando un tumor empieza a crecer, comienzan los problemas para orinar.

Por ejemplo, el chorro se hace más pequeño, hay retención de orina, se puede orinar sangre, dan ganas frecuentes de ir a orinar y en los casos más severos hay dolor en los huesos y en la pelvis.

Ya en casos así se puede sospechar de metástasis, explicó la oncóloga Stephanie Perichón, del Hospital México.

La próstata es el tamaño de una nuez, cuando se inflama hay que prestar atención.
La próstata es el tamaño de una nuez, cuando se inflama hay que prestar atención.
58 de cada 100 mil hombres son diagnosticados al año con la enfermedad
De cuidado

El cáncer de próstata es la principal causa de muerte en los hombres, según datos del Registro Nacional de Tumores.

En el 2018 murieron 435 y predomina en las personas de entre 60 y 65 años.

Para prevenir su aparición se debe hacer ejercicio, tener una dieta balanceada, hacerse tacto rectal y el antígeno prostático (examen de sangre) todos los años a partir de los 50 años y si tiene síntomas de riesgo a partir de los 40, explicó la doctora Perichón.

Ambos exámenes son complementarios, los hombres mayores de 40 años deben practicárselos cada dos años y después de los 50, debe ser anual.

Para el oncólogo Rolando Loría, del Centro de Radioterapia Siglo XXI, el cáncer de próstata se puede controlar muy bien porque en la mayoría de los casos, el tumor crece lentamente, pero para detectarlo primero debe hacerse las pruebas regularmente.

Noviembre es el mes de la lucha contra el cáncer de próstata y se promueve la importancia de prevenir la enfermedad para disminuir la mortalidad.

Si usted está como don Rodolfo, inscríbase en www.laseledelosvalientes.com y participe en la rifa de 30 exámenes de tacto rectal y el de sangre para detectar tempranamente el cáncer de próstata