Bryan Castillo.11 junio
Lucía ahora se enfocará en recuperarse. Foto: tomada de Facebook.
Lucía ahora se enfocará en recuperarse. Foto: tomada de Facebook.

La periodista tica-nica Lucía Pineda vendrá al país, así lo confirmó a La Teja Alejandro Ubau, primo de la comunicadora.

Lucía fue liberada este martes a las 4 de la mañana tras estar recluida en la cárcel La Esperanza ubicada en las afueras de Managua.

“Ella hará una visita a Costa Rica en máximo una semana, visitará a su familia en Upala para que se ponga al día en muchas cosas, ella no estuvo en Navidad ni en Año Nuevo por estar presa entonces va a aprovechar para estar con ellos”, comentó.

Según Ubau, lo primero que hará Lucía es arreglar algunas cuentas pendientes que tiene en su país para luego viajar a Costa Rica.

“Ella está muy agradecida con el Gobierno de Costa Rica, con la Cancillería por levantar la voz y también con el pueblo que la apoyó”, contó.

El pariente aseguró que pese a la noticia de que Pineda ya no estará tras las rejas, tienen temor de que la manden nuevamente a prisión o de ser atacada por grupos afines al dictador Daniel Ortega, por lo que entre todos le darán protección en el lugar donde vaya a residir.

“Todavía no sabemos en donde va a vivir Lucía temporalmente, es algo que hemos hablado entre nosotros para no dar pistas de donde va a estar”, comentó.

“Su liberación se da amparada a la última ley que hicieron para sacar a paramilitares para que no fueran juzgados por los crímenes que cometieron, entonces esa ley que fue hecha para ellos benefició a Lucía y varios presos políticos”, agregó.

Ubau explicó que una de las condiciones que le pusieron a la periodista fue no volver a levantar la voz, pues se tomaría como una reincidencia a los delitos de terrorismo e incitación al odio que le achacaron cuando fue detenida el 21 de diciembre anterior.

“Debido a eso debe estar callada. Ella ama su profesión, ama ser periodista”, agregó.

Sobre el futuro del noticiero 100% Noticias, del cual Lucía era la jefa de información, Ubau dijo que todavía no se sabe qué pasará, pues el medio prácticamente fue desmantelado por la policía de Nicaragua.