Redacción .13 agosto, 2020

Unos 1.750 productores de leche, de micros, pequeñas, medianas y grandes industrias la están viendo fea con el cierre de fronteras impuesto por el gobierno de Panamá a las exportaciones de leche y productos lácteos de Costa Rica.

La producción lechera que exporta a Panamá es en su mayoría de pequeños productores. Foto: Cortesía
La producción lechera que exporta a Panamá es en su mayoría de pequeños productores. Foto: Cortesía

Las exportaciones de lácteos de Tiquicia a Panamá representan 80.000 litros diarios de leche que salen de las plantas industriales de Dos Pinos, Sigma Alimentos y Grupo Lala, que actualmente no tienen un mercado donde colocarse.

Esta cantidad equivale a la producción diaria de 350 productores pequeños de 250 litros al día, que se verán afectados por el cierre del mercado panameño.

Solo estas 3 plantas generan unos 5.000 empleos, más gran número de empleos indirectos y encadenamientos productivos para cientos de pequeñas y medianas empresas, sobre todo de zonas rurales del país donde se produce la mayor cantidad de leche.

En el 2019 Costa Rica exportó 17.6 millones de litros de productos lácteos a Panamá, lo que significó el ingreso de más de ¢20.040 millones ($33.4 millones) al año, que redundaron en divisas para el país, que actualmente se están dejando de percibir.

“Hemos manifestado nuestra gran preocupación por la inseguridad jurídica generada por las disposiciones del Gobierno de Panamá que impiden las exportaciones de productos lácteos a ese país”, señaló Daniel Cantillo, presidente de la Cámara Nacional de Productores de Leche (CNPL).

El 90% de la leche deslactosada que consumen los panameños llega de las plantas ticas.

Duro golpe

Según detalló Cantillo, el sector lechero nacional conformado por micros, pequeñas, medianas y grandes industrias genera un valioso impacto económico y social en Costa Rica:

  • Produce empleo directo para 46 mil personas.
  • En el país se producen e industrializan 1,154 millones de litros de leche al año.
  • Cientos de familias y personas se dedican a labores relacionadas con la fase primaria de la lechería.

La producción láctea ha logrado mantener al país abastecido de leche nacional 100 por ciento de vaca de la mejor calidad.

“Es imprescindible que en momentos de pandemia como los que vivimos, nuestro país mantenga los ingresos que tanto necesita, pues todos sabemos que la situación económica ya es compleja y la afectación en los ingresos de gran parte de la población es evidente”, dijo Cantillo.

El representante lechero pidió la intervención del presidente de la República, Carlos Alvarado para que hable con el mandatario panameño para lograr un acuerdo.