Bryan Castillo.1 mayo
Los dueños de salones de belleza aseguran que están teniendo problemas por la propuesta. Foto: Diana Méndez.
Los dueños de salones de belleza aseguran que están teniendo problemas por la propuesta. Foto: Diana Méndez.

Despeinados, con las cejas largas y con ojerotas, así temen quedar las estilistas después de la propuesta que hizo Marulin Azofeifa, diputada del bloque de Nueva República.

Ella presentó este lunes un proyecto para castigar a los estilistas que se jalen una torta en el pelo o uñas de un cliente, para ello, la iniciativa propone la creación del Colegio de Estilistas y afines que será el ente encargado de regular este oficio.

Warner Méndez miembro de la Federación de Estilistas, Peluqueros, Esteticistas y Manicuristas de Costa Rica (FEEPEM), afirmó que esta idea está espantando la clientela porque encendió la alarma de que hay personas sin preparación ejerciendo la profesión y pagan justos por pecadores.

“Sabemos que hay casos de malapraxis porque hay personas que usan productos caseros y otras cosas que no tienen fines estéticos, por ahí viene el problema”. Warner Méndez.

“Estamos preocupados porque esto está afectando a muchos, hemos sabido que hay personas que están suspendiendo tratamientos por temor a que se les caiga el pelo”, comentó.

Méndez dijo que el planteamiento de Azofeifa no solamente los está perjudicando a ellos, también a las empresas que venden productos de belleza, las cuales, según él, ya están con la peluca parada.

“Este gremio es poderoso, entonces cuando se debilita una parte, se debilita otra y eso justamente es lo que no queremos por una idea que no sabemos en qué se basa”, añadió.

La intención de la legisladora es frenar las malas prácticas de los estilistas; sin embargo, para Méndez, aunque el objetivo es bueno, los está dejando con un morete en los ojos que por más maquillaje que se use, es imposible de tapar.

“Este proyecto lo presentaron sin tomar en cuenta a grupos como el nuestro. Desgraciadamente se presentó sin tomarnos en cuenta cuando la opinión de todos debe ser escuchada y no solo a unos cuantos grupos pequeños”, detalló.

7 denuncias ha recibido el MEIC contra los salones de belleza.
Apoyan creación de Colegio

Méndez explicó que no están en contra de que los regulen, todo lo contrario, ellos son los más interesados en que haya un control, pues saben que hay personas sin título ni preparación que tienen un salón de belleza.

“Sabemos que hay casos de malapraxis porque hay personas que usan productos caseros y otras cosas que no tienen fines estéticos, por ahí viene el problema, en lo que no estamos de acuerdo es que por esos casos, los que los que sí están titulados sufran las consecuencias”, añadió.

Por su parte, Blanca Mesén, presidenta de la FEEPEM, confirmó que están de acuerdo con que se regule este oficio, eso sí, sin asustar a la gente.

“Nosotros no aprobamos este proyecto porque hay cosas que no están claras, lo que queremos es que tomen en cuentan a las demás asociaciones para presentar una nueva propuesta para que esta actividad crezca para bien”, opinó.

Juntos pero no revueltos
La propuesta de Azofeifa pretende agrupar a estilistas, peluqueros, maquillistas, barberos, manicuristas y pedicuristas, quienes deben pagar una cuota por mes para ejercer.
El MEIC reportó denuncias por tratamientos que no dieron resultados. Foto: Diana Méndez.
El MEIC reportó denuncias por tratamientos que no dieron resultados. Foto: Diana Méndez.
Pocas denuncias

Maricruz Goñi, jefa de la plataforma de atención al consumidor del Ministerio Economía, Industria y Comercio (MEIC) confirmó que han recibido pocas denuncias contra los talleres de enderezado y pintura para personas.

En el 2017, recibieron 15, en el 2018 fueron 12 y en lo que llevamos de este año siete personas se han quejado.

De acuerdo con Goñi, la mayoría de estas denuncias son porque un tratamiento no dio los resultados esperados, publicidad engañosa e incumplimiento de una promoción.

“En caso de que se compruebe que hubo una falla lo que se le pide al negocio es que restituya el pago, dar nuevamente el servicio o modificar la promoción y en caso de que haya un daño, se debe acudir a la vía legal”, explicó.

Para hacer efectiva la acusación en el MEIC, la persona afectada deberá aportar la factura con el precio y el tratamiento que pagó.

“Quien se sienta perjudicado puede poner la denuncia en la página web www.consumo.go.cr o pedir asesoría al número de teléfono 800-266-766 en horario de 8 a.m a 4 p.m”, agregó.

Mauricio Brenes, abogado de Maricruz Leiva, comentó que a nivel penal, un estilista podría se sancionado hasta con un año de cárcel por el delito de lesiones culposas, siempre y cuando esta le haya generado una incapacidad mayor a los cinco días.

“Por ser una condena menor a tres años no iría a la cárcel, pero podría ir si tiene algún antecedente o si vuelve a incurrir en este delito”, detalló.

Hicimos la solicitud para hablar con la diputada Marulin Azofeifa; sin embargo, al cierre de esta edición no habíamos obtenido su declaración.