Yenci Aguilar Arroyo.3 septiembre
Con la aprobación del proyecto, los trabajadores de los comedores escolares no podrán irse a huelga, pues este se catalogará como un servicio esencial. Archivo.
Con la aprobación del proyecto, los trabajadores de los comedores escolares no podrán irse a huelga, pues este se catalogará como un servicio esencial. Archivo.

Este martes los diputados aprobaron en primer debate el proyecto de ley para brindar seguridad jurídica sobre las huelgas y sus procedimientos, una iniciativa que tiene como objetivo frenar los abusos en las huelgas del sector público para garantizar los servicios de las instituciones del Estado.

El proyecto fue votado a favor por 40 de los 55 legisladores presentes. El documento, bajo el expediente 21.049 clasifica los servicios como esenciales, trascendentales y estratégicos y establece las reglas del juego para aquellas personas que desean sumarse a los movimientos, además, permite minimizar los errores en cuanto a las interpretaciones que puedan hacer los jueces a la hora de declarar una huelga legal o ilegal.

También se estableció que los patronos de los trabajadores que se sumen al movimiento no estarán obligados a pagar el sueldo de los huelguistas, gracias a una moción presentada por el diputado del PUSC, Pedro Muñoz y aprobada por 30 votos.

Además, los procedimientos para definir si las huelgas son legales o no serán más rápidos y en un par de semanas se podría tener una sentencia sobre la legalidad de la huelga.

A partir de este momento, se espera que este jueves el proyecto sea votado en segundo debate y en caso de ser aprobado, se envía a Casa Presidencial para que el presidente Carlos Alvarado lo convierta en ley y de inmediato comience a aplicarse.

El diputado liberacionista Carlos Ricardo Benavides se mostró satisfecho con la aprobación del proyecto, pues permitirá que las personas que viven en condiciones de vulnerabilidad no vean violentados sus derechos.

“Las personas que acceden los servicios del Estado son las más humildes y en ellas son en las que más hemos pensado”, agregó el legislador.

La diputada liberacionista Yorleny León (de verde) es una de las principales defensoras del proyecto y afirmó que la iniciativa le marcará la cancha a los trabajadores y a los usuarios de los servicios. Rafael Pacheco.
La diputada liberacionista Yorleny León (de verde) es una de las principales defensoras del proyecto y afirmó que la iniciativa le marcará la cancha a los trabajadores y a los usuarios de los servicios. Rafael Pacheco.
Cuáles sí y cuáles no

Uno de los puntos más importantes del proyecto es la clasificación de los servicios públicos en esenciales, trascendentales y estratégicos, pues acá se indica cuáles trabajadores se podrán ir a huelga y cuáles no.

Benavides señaló que con la normativa, los trabajadores de los servicios de salud y de los comedores escolares, por ejemplo, no podrán irse a huelga, pues estos servicios se catalogan como esenciales.

“Otros servicios esenciales son los servicios de seguridad pública, los controladores aéreos y control migratorio en aeropuertos; los servicios de carga y descarga en muelles y atracaderos de medicamentos, suministros o equipo médico; rescate de víctimas y servicios de atención de desastres, el suministro de agua potable y energía eléctrica, servicios de transporte y los servicios judiciales en materia de pensiones alimentarias y violencia intrafamiliar”, expresó.

Con respecto a los servicios trascendentales, estos son aquellos cuya paralización implica un perjuicio sensible, como los servicios de recolección de basura, los servicios de administración de justicia, administración aduanera y procesos de preparación de procesos electorales nacionales o locales.

Benavides comentó que el servicio de educación se denominó como un servicio estratégico y en este caso, las huelgas se mantendrán por un plazo de 21 días naturales consecutivos o de 10 días hábiles. Vencido esos plazos, los trabajadores deberán regresar a sus labores.

“Durante la duración de la huelga deberá mantenerse el personal necesario para que cada centro educativo permanezca abierto y en condiciones básicas de aseo y seguridad. En el caso de Educación Especial deberán asegurarse la atención y la asistencia adecuadas en consideración a sus circunstancias especiales”, afirmó.

Los servicios de salud se declararán esenciales y por eso, sus trabajadores no podrán sumarse a los movimientos. John Durán.
Los servicios de salud se declararán esenciales y por eso, sus trabajadores no podrán sumarse a los movimientos. John Durán.
Sin salario desde el primer día

En la sesión de plenario de este martes se aprobó una moción para que se suspenda el pago de salario a los manifestantes, durante el tiempo en que se sumen al movimiento.

La moción fue presentada por el legislador socialcristiano Pedro Muñoz y recibió 30 votos a favor y 22 en contra. Si la huelga se declara legal por un juez, el patrono podrá pagar de forma retroactiva los días en los que el trabajador estuvo en huelga.

“Las personas que acceden los servicios del Estado son las más humildes y es en ellas que más hemos pensado”. Carlos Ricardo Benavides, presidente de la Asamblea Legislativa.

El proyecto original estipulaba que si la huelga se declaraba ilegal, el patrono podía rebajar los salarios de forma retroactiva.

Esta moción aplicará para los trabajadores de los servicios que se denominan trascendentales y estratégicos, pues los trabajadores de los servicios esenciales no podrán sumarse a las huelgas.

El presidente de la Asamblea Legislativa, Carlos Ricardo Benavides impulsó el proyecto y no se escapó de la abucheada de quienes ingresaron a la barra del público del Congreso. Rafael Pacheco.
El presidente de la Asamblea Legislativa, Carlos Ricardo Benavides impulsó el proyecto y no se escapó de la abucheada de quienes ingresaron a la barra del público del Congreso. Rafael Pacheco.
Importantísimo

La diputada Yorleny León, del Partido Liberación Nacional, celebró la aprobación del proyecto y destacó la importancia del mismo, pues viene a recuperar los equilibrios en cuanto a los derechos de los manifestantes y de los usuarios de los servicios.

“Podemos asegurarle a los costarricenses la continuidad de los servicios, sobre todo en el caso de los servicios de salud, que es el que más nos duele que se vea truncado”, expresó.

León añadió que el proyecto también marca las reglas para que se minimicen los errores que puedan hacer los jueces a la hora de declarar la legalidad de los movimientos.

“Puedo entender la molestia de los gremios porque en algunos sectores estaban acostumbrados a trabajar sin reglas, pero es importante señalar cómo deben funcionar los servicios, para que no se suspendan”.

El socialcristiano Pedro Muñoz presentó una moción para que a los manifestantes no se les pague el salario desde el primer día en que se suman a la huelga. Rafael Pacheco.
El socialcristiano Pedro Muñoz presentó una moción para que a los manifestantes no se les pague el salario desde el primer día en que se suman a la huelga. Rafael Pacheco.