Franklin Arroyo.8 diciembre

“¿Quién causa tanta alegría? La Concepción de María”, es uno de los cantos de la tradicional Gritería, una fiesta que los nicaragüenses celebran cada 7 de diciembre, pero que en Costa Rica se hace el domingo más cercano a esa fecha.

La idea de ese cambio de fecha es para que asista la mayor cantidad posible de nicaragüenses radicados en nuestro país, ya que si el 7 cae entre semana, como este año (viernes), la mayoría van a estar breteando y no podrán llegarse. La diferencia en el país vecino es que ese día es feriado entonces lo celebran sin broncas.

La Purísima Concepción de María es la patrona de Nicaragua y su fiesta se celebra el 8 de diciembre, aunque la Gritería es un día antes. Fotos: Mayela López
La Purísima Concepción de María es la patrona de Nicaragua y su fiesta se celebra el 8 de diciembre, aunque la Gritería es un día antes. Fotos: Mayela López

Isaac Ruiz, presidente de la Asociación Nicaragua para un futuro mejor, dijo que el festejo de este año será en la iglesia La Merced, en San José centro, a partir de las 11 de la mañana.

Antes de eso, a las 9:30 de la mañana se realizará la tradicional procesión con la imagen de la Inmaculada Concepción. El recorrido iniciará en el mercado Borbón, siguiendo 200 metros hasta avenida Central. De allí toman dirección al Banco de Costa Rica (Banco Negro) y luego a la Merced, donde esperan llegar tipo 10:30 de la mañana.

“Este año serán el quinto consecutivo que lo celebramos gracias al apoyo del padre de La Merced, Fernando Muñoz, y del padre Marvin Benavides”, dijo don Isaac.

En la misa se acostumbra, mediante coros y gritos, decir cánticos alusivos a la Virgen como "¿Quién causa tanta alegría? La Concepción de María” o "Tu gloria, tu gloria del cielo ha bajado”.

Reyna Rodríguez Espino disfrutó en el 2017 de la Gritería que se hizo en la empresa Transnica. Fotos: Mayela López
Reyna Rodríguez Espino disfrutó en el 2017 de la Gritería que se hizo en la empresa Transnica. Fotos: Mayela López

Después de que termina la eucaristía, los feligreses pasan al altar donde les entregarán frutas y algún empaquetado (frituras), gracias a la colaboración de patrocinadores.

“Vamos a hacer paquetes con naranjas, limones dulces, mandarinas y un empaquetado. Esto es porque hace como cien años en Nicaragua hubo una sequía muy severa y entonces los productores ofrecieron la cosecha a Dios y a la Virgen para que hubiera un buen invierno”, comentó don Isaac.

El siguiente invierno fue abundante y los productores pagaron su promesa yendo a diferentes iglesias a repartir la cosecha. “Desde esa vez es una tradición repartir frutas. En Nicaragua también se dan dulces", añadió.

Este será el quinto año consecutivo que se celebre esta tradición en el país. Foto: Isaac Ruiz.
Este será el quinto año consecutivo que se celebre esta tradición en el país. Foto: Isaac Ruiz.

La misa será oficiada por el arzobispo metropolitano, José Rafael Quirós, o por su auxiliar Daniel Blanco, estarán presentes los presbíteros de La Merced Fernando Muñoz y Fernando García, además, en la procesión estará el alcalde de San José, Johnny Araya.

Para don Isaac, este año es muy especial por la difícil situación que ha pasado Nicaragua.

“En la procesión vamos a ir cantando y rezando el rosario con mucho fervor y fe porque vamos a pedir por el restablecimiento de la paz en nuestro país. La Virgen es la reina de la paz y patrona de Nicaragua", aseguró.

Además, hizo un llamado a todos los ciudadanos para participar de la tradición, sean nicaragüenses o no. “Participemos unidos, sin distinción de nacionalidad ni ideología”, expresó.