Rocío Sandí.16 abril

Muchos vecinos de la León XIII aseguran que sacar una cita en el ebáis de la localidad es casi misión imposible.

Antes de la pandemia, los asegurados llegaban a hacer fila en la madrugada y así lograban una ficha para que les dieran la cita, pero ahora el sistema es diferente.

Los usuarios no pueden sacar citas ni por el EDUS ni por teléfono. Foto: Jeffrey Zamora.
Los usuarios no pueden sacar citas ni por el EDUS ni por teléfono. Foto: Jeffrey Zamora.

Para evitar aglomeraciones habilitaron el sistema de citas por medio del Expediente Digital Único en Salud (EDUS) y un número telefónico, pero pareciera que ninguno da el resultado deseado.

Lizzett Rodriguez, regidora municipal y vecina del lugar, dice que cuando ella ha tratado de sacar una cita se le ha hecho un mundo.

“Yo soy paciente hipertensa y estoy en control, me atienden en el Ebais con citas programadas cada cuatro meses y me dan mis medicamentos, pero si fuera de eso se me presenta un inconveniente de salud y sé que tengo que ir al doctor empiezo a sufrir porque pedir una cita es complicadísimo, por no decir que casi imposible.

“Hace unos días me estuve sintiendo mal y entré varios días al EDUS para tratar de pedir una cita, se supone que a las cinco de la mañana las habilitan, pero yo me metía desde las 4:50 y a las cinco, cuando entraba me decía el sistema que ya no había campos disponibles.

“Con el teléfono es igual, uno llama y llama y nadie levanta el teléfono, es terrible, al final terminé yendo a la clínica Clorito Picado de Tibás y expliqué que por más que traté de pedir una cita allá nadie me atendió, la secretaria me dijo que mucha gente llega a decir lo mismo”, contó la funcionaria.

Los usuarios se han quejado en el Facebook del Área de Salud Carpio-León XIII. Foto: Facebook.
Los usuarios se han quejado en el Facebook del Área de Salud Carpio-León XIII. Foto: Facebook.
No los escuchan

Mario Fonseca, presidente de la junta del ebáis está al tanto del tema, pero dice que nadie los escucha.

“La gente lo busca a uno, le dice que cómo es posible que no se puedan sacar citas, que se cansan de llamar y nadie atiende los teléfonos. Nadie va al doctor porque le gusta, si uno trata de sacar una cita es porque se siente mal y necesita ayuda.

“Este ebáis y el de La Carpio son administrados por la Clínica Bíblica y el director de los dos centros médicos es el doctor Sergio León, pero él pasa más tiempo allá en La Carpio que aquí, la contralora también, por eso ni siquiera hay alguien que recibe las quejas aquí en la León XIII, estamos como abandonados”, dijo Fonseca.

Tanto la regidora como el presidente de la junta del ebáis dijeron que varios lugareños les han llegado a decir que hay un grupo privilegiado de personas que sí logra conseguir citas y las vende en ¢2.000, por lo que sospechan que hay algún chanchullo.

Al consultar al departamento de prensa de la Clínica Bíblica sobre la situación, dijeron que la gran demanda de pacientes hacen que los campos se agoten muy rápido.

“Actualmente la sede cuenta con tres mecanismos para gestionar citas: vía telefónica, a través de la web https://edus.ccss.sa.cr/eduscitasweb/ o APP EDUS y de manera presencial (poco recomendada en este momento, debido a la situación nacional en relación al covid-19)... Existe una gran demanda de citas en la sede León XIII, dadas las características de la población, así como la cantidad de usuarios adscritos al área y la situación actual de la pandemia... Esto hace que los cupos diarios disponibles probablemente se agoten pronto”, informó la institución.