Nacional

¿Se lava las manos después de tocar plata? Los billetes lo podrían enfermar

Estudios demuestran que contienen virus y bacterias contagiosos, en China los pusieron en cuarentena por el coronavirus

¿Sabía usted que los billetes y las monedas son una importante fuente de contaminación? ¿Se lava las manos después de pagar algo y en especial si va a comer? Si su respuesta es no, acá le recordamos todas las enfermedades a las que se está exponiendo por no hacerlo.

Le hacemos esta advertencia a propósito de la medida tomada por el Banco Central de China de poner en cuarentena todos los billetes para tratar de evitar más contagios por el coronavirus en ese país.

Todo el dinero que ingrese a los bancos chinos será sometido a rayos ultravioleta o a altas temperaturas para matar cualquier rastro del virus que ande por ahí, además, lo sellarán y lo mantendrán en aislamiento durante siete o 14 días, dependiendo de los casos que haya tenido la región de la que provenga dicha plata, explicó Fan Yifei, vicegobernador del Banco Central de China.

“Debemos preservar la seguridad y la salud de los usuarios que usan dinero en efectivo”, dijo Yifei, quien agregó que se han suspendido las transferencias de billetes entre las provincias.

En Costa Rica no tenemos ningún caso de coronavirus hasta el momento y el Ministerio de Salud ha girado las instrucciones que deben tomarse en casos sospechosos, pero de igual forma le consultamos al Banco Central si en el país en algún momento se ha tomado una medida similar a la China y nos dijeron que no.

Tampoco se aplica ningún tipo de mantenimiento a los billetes, más allá de sacarlos de circulación por deterioro, indicaron en la entidad.

Bien cochino

Según los estudios que se han realizado, en los billetes se ha encontrado la presencia de la bacteria E. coli, un microorganismo que puede entrar a través de la boca al sistema digestivo y provocarnos diarrea, o transmitirse por la piel en el área de los genitales, lo que puede ocasionar una infección en la orina.

También el virus de la influenza, varios tipos de hongos y hasta difteria, que es una infección causada por la bacteria Corynebacterium diphtheriae y que provoca dolor de garganta y fiebre.

En algunos países hasta han hallado ántrax, cocaína, heroína y el ADN de varios animales como perros, gatos y caballos.

Es más común que estos virus o elementos estén presentes en billetes de baja denominación, aunque en eso los ticos tenemos una ventaja, ya que los de mil, por estar hechos de plástico, son menos porosos y propensos a que mantengan estas bacterias.

Y es que póngase a pensar tan solo un momento, los billetes en el mercado tienen una vida útil de más de diez años, ¿por cuántas manos pueden haber pasado estos y qué tan higiénicas serían esas personas?

¿Cómo protegerse?

¿Quién mejor que una infectóloga para ayudarnos a saber qué tan sucio es el dinero?

“Sí, es bastante sucio, pero no debemos enfocarnos solo en el dinero. Todo lo que tocamos diariamente puede estar contaminado por otras personas que estornudaron o tosieron, por eso debemos lavarnos las manos y aplicar los protocolos al estornudar y al toser para disminuir los riesgos”, explicó Giselle Herrera, infectóloga miembro de la Cámara Costarricense de la Salud (Promed).

La especialista insistió en que siempre hay que lavarse las manos antes de comer porque durante el día usted va a tocar cualquier cantidad de superficies contaminadas, incluidos los billetes y monedas con las que pagó, por ejemplo, lo que se va a comer.

“Tiene que ser aseado siempre, porque cuando usted toca a otras personas o a la inversa, se transmiten gérmenes que pueden enfermarlo”, recalcó Herrera.

Por su parte, la pediatra e infectóloga María Luisa Ávila, nos recuerda que tanto los virus como las bacterias tienen una vida muy corta, pero si se ponen en contacto con alguna secreción mucosa (saliva o mocos) pueden aguantar un poco más y exponernos a infecciones virales como influenza o las que causan diarreas como la E. coli.

Si por alguna razón usted no se ha lavado las manos y se toca los ojos o la nariz después de tocar dinero, se va a enfermar, en especial si la moneda o el billete están húmedos.

Esto aplica también para las tarjetas de crédito o débito y cualquier cosa que pase de mano en mano.

Tampoco se confíe si la persona anda con guantes, porque si no se los cambia en cada acción o no se lava las manos antes de ponérselo y al quitárselos, de nada vale que los ande.

Ávila no considera necesario poner el dinero en cuarentena porque el virus, según se ha dicho, puede durar unos nueve días vivo en el objeto, pero depende de muchos factores como la temperatura, la exposición, entre otros.

¿Se cuidan?

La Teja se fue a conversar con algunos choferes de buses, taxistas y pisteros que por su trabajo están en constante contacto con dinero y les preguntamos cómo hacían para evitar enfermarse y esto fue lo que nos contaron.

Don Róger Torres, chofer de la empresa Coopana de Tibás, nos dice que él trata de no comer nada mientras anda en el bus y no pasarse las manos por la boca hasta que llega a la terminal y se puede lavar las manos.

“Compro también una botellita de alcohol y me lo paso por las manos, como que me ha funcionado porque hasta el momento (en 9 años) no me he enfermado”, comentó.

Otro precavido es don Carlos López, taxista desde hace 20 años, quien siempre anda alcohol en gel y agua para lavarse las manos.

“A uno le toca andar manipulando plata todo el día, por eso me lavo unas seis veces al día las manos y le echo el alcohol hasta al carro”, dijo López.

Marvin Hidalgo es otro chofer de la empresa Coopana, con 25 años de experiencia, e igualmente asegura que anda alcohol en gel para tratar de matar parte de la cochinada que circula en los billetes y monedas que debe tocar cada vez que recibe el pasaje y da vuelto.

Uno que admite que no sabe cómo no se ha enfermado es don Marcelo Campos, quien solo se lava las manos cuando lava el carro o riega las plantas que sembró frente a la plaza de Cuatro Reinas, donde normalmente se le encuentra.

“Al comerme algo, cuando ando trabajando, lo que procuro es no agarrar directamente la comida con la mano, sino con la envoltura que me la hayan dado, pero no soy muy precavido. Igual, veo que muy pocos compañeros ponen en práctica estos cuidados”, explicó don Marcelo, con 29 años de experiencia como taxista.

Su compañero Manuel Brenes nos dijo que él sigue las recomendaciones del Ministerio de Salud y la Caja a la hora de toser o estornudar para evitar propagar los virus, también se lava las manos antes de comer especialmente sabiendo que toca plata todo el día y no le acepta comida en la calle a la gente porque no se sabe qué cochinadas pueden tener.

“Me paso lavando las manos, ando alcohol en gel y hasta me vacuno en el Seguro contra la influenza, para no enfermarme”, contó don Manuel.

Oscar Valencia es pistero en la Gasolinera Tibás y admitió que por el trabajo de ellos es muy difícil estarse lavando las manos a cada rato, porque deben tocar grasa, combustible y el dinero.

Solamente se las lava cuando ya las ve muy sucias o cuando va a comer, lo hace con bastante jabón para asegurarse que estén bien limpias.

Karen Fernández

Karen Fernández

Periodista con una licenciatura en Producción de Medios. Forma parte del equipo de Nuestro Tema y tengo experiencia en la cobertura de noticias de espectáculos, religiosos, salud, deportes y nacionales. Trabajo en Grupo Nacion desde el 2011.