Franklin Arroyo.1 abril

La Sala Constitucional podría traerse abajo, de un solo guamazo, el artículo 14 del Código Municipal que permite la reelección de alcaldes, vicealcaldes, intendentes y miembros de los consejos municipales.

Esto porque, Alex Solís, un abogado constitucionalista, o sea, que se las sabe todas en esos temas, dice que ese artículo del código no está ‘alineado’ con los artículos 9, 107 y 132 de la Constitución Política, que habla de que debe haber alternabilidad en el poder.

Dice que desde enero se tramitó, pero la Sala decidió admitirlo para estudio el viernes 29 de marzo.

Esa iniciativa le para el pelo a algunos alcaldes que ya tienen ratillo sentados en el trono de su cantón y que podrán pegar el grito al cielo, como José Manuel Ulate de Heredia, Rolando Rodríguez de Cartago o Nestor Mattis Williams de Limón.

“Lo que resulta inadmisible es la reelección sucesiva e indefinida, como sucede hoy. Eso transgrede el principio de alternancia que consagra la Constitución Política”, Alex Solís, abogado constitucionalista.
Johnny Araya no se refirió al asunto todavía. Foto: Rafael Pacheco
Johnny Araya no se refirió al asunto todavía. Foto: Rafael Pacheco

Y por supuesto, Johnny Araya, quien tuvo tres períodos consecutivos como alcalde de San José, hasta que renunció para ser candidato presidencial. Luego volvió a ser reelecto para el actual periodo (2016-2020).

Sin embargo, Solís dice que Araya sí podría reelegirse, al menos por un periodo más porque solo lleva tres años en el poder. Ya si vuelve a quedar electo, tiene que esperar cuatro año más para volverla a pulsear.

“Desde el punto de vista de la construcción de la democracia no está bien porque genera una tendencia a abusar del poder por parte de quien permanece en él y desde el punto de vista de la creatividad y de la gestión propia de la municipalidad, a cualquier persona se le acaba en cuatro u ochos años sus proyectos. Es irrazonable que se prolongue tanto tiempo”, dijo don Alex.

8 años como máximo en el poder contempla la petición

También dijo que esa práctica se parece a regímenes que existen en otros países, a nivel presidencial, que son vistos como autoritarios, como el de Venezuela con Nicolás Maduro o el de Daniel Ortega en Nicaragua.

“El hecho que se mantenga indefinidamente en un cargo imposibilita la rendición de cuentas, la evaluación de resultados, se carece de transparencia y quebranta el derecho de otras personas a pelear por una candidatura en condiciones de igualdad”, dijo el especialista, que por cierto, es hermano de Ottón Solís.

Buscamos a Johnny Araya, pero Rafael Arias vocero del alcalde dijo que no se iba a referir al tema porque no tiene detalles y aún no ha decidido si se va a mandar a una próxima candidatura.

También quisimos obtener la versión de Rolando Rodríguez de Cartago pero al cierre de esta nota, no habíamos obtenido respuesta.