Karen Fernández.2 agosto, 2018
Mariano Fedulo, se robó el show tomándole la foto al presidente Carlos Alvarado y su esposa Claudia Dobles. Foto: Rafael Pacheco
Mariano Fedulo, se robó el show tomándole la foto al presidente Carlos Alvarado y su esposa Claudia Dobles. Foto: Rafael Pacheco

El presidente de la República, Carlos Alvarado y varios políticos, alborotaron a los romeros que estuvieron presentes este jueves al mediodía en la explanada de la basílica de los Ángeles, una vez finalizada la misa en honor a la Virgen de Los Ángeles.

Al ver al presi, los peregrinos se la jugaron para conseguir un selfi al lado del mandatario y se olvidaron por un momento de las oraciones y las peticiones que le llevaban a la Negrita. Aquello fue como pasar por una alfombra roja en Hollywood.

Alvarado no lo pensó mucho, ya que es bueno para todo lo que tenga que ver con ese tipo de cosas y se dedicó a complacer a un montón de gente que le se acercó en procura de la foto del recuerdo junto al mandatario. El presi se mostró aún más accesible con los más chiquitos, quienes demuestran que la tecnología es lo suyo y son unos gatos al usar los teléfonos inteligentes.

Muchos aprovecharon la accesibilidad de Carlos Alvarado este jueves en Cartago. Foto: Rafael Pacheco
Muchos aprovecharon la accesibilidad de Carlos Alvarado este jueves en Cartago. Foto: Rafael Pacheco

Uno de los afortunados fue Mathías Serrano Orozco, un niño de seis años y vecino de Guadalupe de Cartago, que pudo conocer al presidente y tomarse una foto con él.

A Mathías le echó el hombro su mamá, Xiomara Orozco, quien se encargó de tomarles la foto con la que el pequeñín podrá contarles una gran historia a sus compañeritos del kínder Carlos Peralta, en Cartago, cuando regrese este viernes a clases.

Mathías Serrano se tomó un selfie con el presidente Carlos Alvarado a la salida de la misa en honor a la Negrita de los Ángeles. Foto: Cortesía
Mathías Serrano se tomó un selfie con el presidente Carlos Alvarado a la salida de la misa en honor a la Negrita de los Ángeles. Foto: Cortesía

“Estoy muy feliz de haber conocido al presidente, él fue muy amable conmigo”, nos contó este pequeño brumoso.

Doña Xiomara confesó que no tenían planeado conseguir una foto junto al mandamás del país, pero cuando vieron la oportunidad no lo pensaron dos veces para aprovechar la oportunidad que se les presentó.

Plan se concretó

Otro güila que se contagió con la selfimanía fue Mariano Fedulo, quien tiene cinco años y es vecino de Dulce Nombre de Cartago. El chiquito hizo mesa gallega, ya que primero le sacó una foto al mandatario y después se hizo un selfi al lado de Alvarado.

25 toneladas de basura se recolectaron en la romería 2018

“Le pude tomar la foto y hasta le di la mano para saludarlo. Yo voté por él en las elecciones infantiles y quería conocerlo y, además, ver a la Virgencita”, dijo el niño.

Mariano se robó el show porque con determinación y seguridad se acercó a Alvarado, le dio la mano y le pidió tomarse la foto. Ante semejante actitud, el presi no tenía cómo negarse, ya que el güila se lo echó a la bolsa con su forma de ser.

Además, el presidente revisó cómo había quedado la foto por si había necesidad de tomar otra. Mariano aprovechó que la primera dama estaba junto a Alvarado y la invitó a posar para la foto, por lo que al final se llevó tres hermosos recuerdos para la casa.

“Es un niño muy devoto, pero también admira mucho al presidente y por eso me pidió que lo trajera con la esperanza de poder hablarle y lo logró”, contó su orgullosa madre, Marcela Gómez.

José David Marín, de Quebradilla de Cartago aprovechó al ministro de la Presidencia Rodolfo Piza para tomarse un selfie. Foto: Rafael Pacheco
José David Marín, de Quebradilla de Cartago aprovechó al ministro de la Presidencia Rodolfo Piza para tomarse un selfie. Foto: Rafael Pacheco
Muy solicitados

Pero no solo Carlos Alvarado estuvo tan solicitado por los fieles católicos, sino que una experiencia similar vivieron la vicepresidenta y canciller de la República Epsy Campbell y Rodolfo Piza, ministro de la Presidencia, quienes también sacaron el ratito para compartir con los peregrinos.

A Campbell la buscaron muchas señoras y algunos niños que deseaban una foto para el recuerdo, como la que le pidió Mia Sink, vecina de Curridabat y quien confesó que admira mucho a la exdiputada.

Mia Sink, de Curridabat, setomó un selfie con la vicepresidenta Epsy Campbell. Foto: Rafael Pacheco
Mia Sink, de Curridabat, setomó un selfie con la vicepresidenta Epsy Campbell. Foto: Rafael Pacheco

La popularidad y don de gente de Rodolfo Piza también quedó en evidencia y así lo demostró cuando posó con una gran sonrisa para complacer al niño José David Marín, vecino de Quedradilla de Cartago.

10 personas fueron detenidas por cometer algún delito durante el operativo de romería.

Si creyó que con la salida de Luis Guillermo Solís del poder se acabarían los selfis, estaba muy equivocado porque está costumbre de sacarse fotos al lado de los famosos llegó para quedarse sin importar el lugar como quedó demostrado este jueves en las cercanías de la basílica.