Franklin Arroyo.17 octubre

Bruno, el perrito pekinés de ojos azules despedazado por tres perrotes, fue sacado por funcionarios de Senasa del hueco donde lo habían enterrado y se lo llevaron.

La acción causó gran dolor entre los dueños del perro, que apenas están superando el golpe tras la trágica muerte violenta del peludito.

Según uno de los hijos de doña Mayra Barrantes, la dueña del perro, funcionarios de Senasa los localizaron y les pidieron que los llevaran donde estaba enterrado Bruno y que luego se retiraran.

Pedirles que se fueran fue, según el joven que pidió no ser identificado, para evitarles más dolor.

“Se pusieron en contacto conmigo y según el procedimiento, si lo devuelven (el cadáver de Bruno) ellos nos van a avisar”, comentó el muchacho.

Bruno era un pequinés maltés de ojos azules. Foto: Cortesía / Archivo.
Bruno era un pequinés maltés de ojos azules. Foto: Cortesía / Archivo.

Bruno fue enterrado en un parque infantil en El Alto de La Trinidad de Moravia. Como les contamos en La Teja el martes fuera atacado por tres perros que ya estaban en el parque con su dueño.

Dichos animales, grandes y fuertes, estaban sin bozal y sin correa al momento del ataque. Uno de esos bichotes salió detrás de Bobby, otro perrito que acompañaba en el paseo a Bruno, pero para suerte del peludito no lo alcanzó.

El hijo de la dueña dijo que examinarán el perro, verificarán de qué murió y que todas las evidencias sean claras. “Tenemos fotos y testigos, escuché que hay videos pero no he visto, pero sé que hay cámaras alrededor (del lugar del ataque)”, dijo.

Añadió que los vecinos están proponiendo poner al parquecito Bruno, en honor al perro y hacer una estatua a manera de homenaje. “Significa mucho para uno, pero es duro tener la estatua porque uno vive cerquita y estarla viendo, pero a la vez es bonito por el detalle”.

El hombre dijo que al joven que estaba con los perros que atacaron a Bruno (que está plenamente identificado y acusado penalmente) le quitaron los animales, pero no conoce más.

Contactamos a Senasa para saber más del caso y mediante la periodista Flor Agüero solo indicaron: “El caso está en investigación por parte del OIJ”.

Estamos muy agradecidos con tantas muestras de cariño, con gente que le ha tocado el pie a uno, sean conocidos nuestros o no", hijo de dueña de Bruno.

Según la dueña de Bruno, ellos llamaron a Senasa el mismo martes (día del ataque) pero entonces nadie llegó.