Eduardo Vega.24 julio, 2018

Una señora de Desamparados se puso como agua pa’chocolate cuando revisó la fecha que le dieron para realizarse un ultrasonido en la clínica Marcial Fallas y confirmó que era en el 2027, entonces tiró el tapón y se fue directico para la Sala Cuarta y puso un recurso de amparo que ganó, pero facilito.

“La Sala Constitucional declaró con lugar un recurso de amparo contra la Clínica Marcial Fallas Díaz debido a que la amparada requiere un ultrasonido de control cada 6 meses, pero le dieron cita hasta septiembre del 2027, dentro de 9 años y 8 meses. La recurrente considera vulnerado su derecho a la salud ya que estima que el plazo es desproporcionado e irrazonable.

La Marcial Fallas ahora tiene que correr para cumplirle a la Sala Cuarta. Foto Mayela López.
La Marcial Fallas ahora tiene que correr para cumplirle a la Sala Cuarta. Foto Mayela López.

“El Tribunal tuvo por demostrado que la amparada fue diagnosticada de nódulo en tiroides y que el examen prescrito es parte del proceso de control de su padecimiento, por lo que adquiere particular relevancia que se realice con la periodicidad recomendada. La espera excesiva, irrazonable y desproporcionada incide negativamente en la calidad de vida de la amparada, por lo que se verifica la violación a su derecho a la salud”, explica un comunicado de la Sala Cuarta.

La votación fue por unanimidad y le ordena al director médico de la Marcial Fallas “disponer de lo necesario para que en el término indicado en el reporte de salud y prescrito por su médico tratante, se realice el ultrasonido de control cada 6 meses, tal cual lo requiere la amparada.

“El Tribunal considera que la Administración debe ejecutar de manera pronta y oportuna las acciones necesarias para resguardar la salud y vida de las personas usuarias”, agrega la información.

La Sala estuvo integrada por los magistrados Cruz Castro, quien preside, Castillo Víquez, Rueda Leal, Hernández López, Salazar Alvarado, Hernández Gutiérrez y Esquivel Rodríguez.